175 cv y sólo 204 kg

La marca americana se une a Roland Sands para el desarrollo de la Buell Super Cruiser, una moto custom cuya comercialización está prevista para 2025. Pretende caracterizarse por su aspecto, pero también por sus altas prestaciones y manejo deportivo.


La actividad de la marca americana sigue adelante después de su enésima resurrección. Y ahora añade más novedades a su futuro catálogo con el anuncio del lanzamiento de la denominada Buell Super Cruiser. Se trata de un modelo de carácter custom y en cuyo diseño ha colaborado nada menos que Roland Sands, el fundador de la famosa casa de preparaciones del mismo nombre. Su lanzamiento está previsto para el año 2025 y servirá para unir a dos marcas tan icónicas en el mundo de las dos ruedas estadounidense.

«Construir una custom era algo que siempre habíamos contemplado», reconoce el director general de Buell Motorcycle, Bill Melvin. «El mercado está lleno de fábricas americanas conocidas normalmente por motos grandes y pesadas, no por ser rápidas como las famosas V-Twin de los años 30. Nuestra Buell Super Cruiser será la moto más caliente del mercado. Punto».

Buell Super Cruiser Roland Sands 2Roland Sands y Roland Sands Design será la encargada de traer ese calor. Para quien no sepa quién es, se trata de un campeón de motociclismo que se transformó en constructor de motos, una labor que le ha llevado a ser considerado uno de los reyes mundiales en el mundo de la customización.

«Cuando Bill se acercó a nosotros y nos habló de construir una moto cruiser de altas prestaciones con motor Buell, era como si la moto se diseñara a sí misma», declara Roland. «Teniendo en cuenta la historia de Buell y las necesidades del mercado de una cruiser de altas prestaciones de verdad, y la calidad de construcción de las actuales piezas de chasis, motor y el kit de transmisión, el proyecto encajaba de manera natural».

La Buell Super Cruiser, que se presentó hace unos días en un evento privado del que se puede ver un vídeo más abajo, aprovechará el desarrollo ya conocido del motor V-Twin, el sistema de frenada perimetral y el sistema de basculante.

Si nos vamos a las cifras adelantadas por la marca, la Buell Super Cruiser pesará poco más de 200 kg mientras que el motor desarrollará 175 cv, convirtiéndose en la custom más potente del mundo. La geometría del chasis no sólo le permite un manejo en carretera sorprendente en una moto con un formato no deportivo sino que también promete que le permite entrar en circuito. Sands diseñó el chasis alrededor del basculante utilizando piezas originales como la horquilla, las ruedas de 17" y el sistema de frenos. La clave estaba en conseguir una altura libre al suelo, una posición de manillar y una posición de conducción a bordo ideal para conseguir el look cruiser pero con un manejo deportivo.

Con la Super Cruiser, Buell quiere dejar claro que su retorno no es sólo en el mundo de las motos deportivas y pretende que su propuesta sea una referencia del segmento custom gracias a otros criterios como su ligereza y su alto par, también con el objetivo de atraer a un público más joven que el habitual de esta categoría.