6 razones que Brixton pone encima de la mesa

Brixton es una de las marcas más jóvenes del mercado europeo, pero ha sabido tejerse una identidad muy atractiva gracias a un producto sensacional, pero también a otra serie de razones que te contamos a continuación.


En los últimos años han surgido nuevas marcas de motos diferentes que intentan hacerse un hueco en el mercado. Es lógico que el usuario tenga mayor confianza en las firmas 'de toda la vida', con una trayectoria ya contrastada. Sin embargo, estas nuevas marcas surgen con el objetivo de dar respuesta a una necesidad concreta de los motoristas de hoy en día. Una de ellas es Brixton, una firma que ha nacido como una iniciativa del grupo KSR con desarrollo en Austria y fabricación en Asia. Muchos son un tanto escépticos o incluso despectivos con el origen en la fabricación de estas motos, pero poco a poco estas antes denostadas 'motos chinas' están demostrando un nivel profesional y de calidad totalmente equiparable (o superior) a productos de otros puntos del planeta.

Al final, es una cuestión de confianza y por eso hemos querido pararnos a analizar cuáles son los atributos de una marca como Brixton para despertar el interés de la audiencia tal y como lo está demostrando en sus todavía pocos años de vida.

KSR Group: Juventud y buen hacer


¿De dónde viene Brixton? La marca surge en el seno del grupo KSR. Estas tres siglas todavía no son muy conocidas en el mercado español, pero poco a poco está más presente en el mundillo de las dos ruedas. La compañía austriaca ha relanzado bajo su paraguas dos míticas marcas de origen italiano como son Malaguti y Lambretta mientras que también ha decidido presentar catálogos de marcas propias como la recién creada Motron o la ya mencionada Brixton, todas ellas con un público objetivo muy segmentado, con diferentes matices, estéticas o usos. Con esta estrategia, el grupo ha logrado comercializar nada menos que 60.000 productos al año y con perspectivas de crecimiento muy halagüeñas.

Si nos fijamos en Brixton, estamos ante la marca líder en ventas del segmento de motos 125 con marchas y de estilo neoretro. Por algo será...

Componentes de primeras marcas


Aparte de la estética rompedora creada 'in-house', el desarrollo de las motos Brixton tiene como principal prioridad el buen rendimiento. Para ello, la marca austriaca se rodea de proveedores de renombre para dotar a sus motos con componentes de primera calidad como son las suspensiones Kayaba, ABS de Bosch, frenos con pinzas radiales JJuan o neumáticos Pirelli, todos ellos componentes de marcas sobradamente conocidas y probadas tanto en modelos de calle como en competición del más alto nivel.

A esta lista tan interesante, hay que añadir otros componentes que elevan el nivel de equipamiento de las motos de Brixton, como son las luces LED o la instrumentación a través de pantalla TFT.

Identidad: Motos retro, pero tecnológicas


Como hemos dicho, cada marca del grupo tiene una idiosincrasia propia. En el caso de Brixton, sus responsables la han querido dotar de una personalidad neoretro, sabiendo beber del estilo vintage que tanto gusta en los últimos tiempos, pero con vistas a aportar un aire vanguardista, casi futurista incluso, en el que haya una gran originalidad. Esta identidad es muy importante para la marca. Por eso, en 2019 abre un departamento propio en Krems (Austria) formado por un equipo muy especializado en el diseño y la ingeniería para no sólo ofrecer una moto que entre por los ojos de una manera incuestionable sino que también sepa integrar un motor y parte ciclo de calidad y rendimiento contrastado. Como ejemplo de esta innovación, podemos citar el 'X-tank', el depósito con ángulos que forman una 'X' de la última Brixton Crossfire 500, ¡toda una declaración de intenciones desde el punto de vista del diseño!

El equipo cuenta con un gran nivel de recursos humanos y técnicos para este desarrollo, como equipos de escáner e impresoras 3D o modelados de arcilla.

A partir de aquí, se trata de un diseño europeo totalmente propio con un proceso de fabricación en Asia siguiendo los estándares de calidad exigibles a cualquier otra marca europea, un producto original (producto propio que no se vende bajo otras marcas en otros mercados) que pretende hacerse un hueco rápidamente en el mercado y, más importante, en los corazones de los amantes de las dos ruedas.

Y esto es sólo el principio...

Conocimiento del mercado actual: Motos 125 y Motos A2


La juventud de una marca como Brixton le hace carecer de un bagaje histórico, está claro. Sin embargo, le permite llegar justo en un momento concreto para dar respuesta a una necesidad específica. Los responsables de la marca han sabido detectar las nuevas tendencias y gustos por las motos retro, una situación económica concreta y todo ello dentro de un marco normativo de tipos de carnet de moto relativamente reciente. De ahí surge una primera remesa de modelos con este estilo vintage y de inspiración clásica en la cilindrada de 125 cc.

No hay que olvidar que las motos 125 se pueden conducir con carnet A1 desde los 16 años o con una antigüedad de 3 años del carnet de coche, cuyo resultado en los últimos 15 años ha sido que esta cilindrada es la dominadora del mercado. Una vez asentados en este segmento, Brixton se ha lanzado con modelos de mayor cilindrada como la Brixton Cromwell 250 o la Brixton Felsberg 250, aunque el verdadero buque insignia de la marca ha sido la nueva Brixton Crossfire 500 y su versión Brixton Crossfire 500 X, un modelo que busca ser referencia no sólo en el sector neoretro sino en el mundo global de las motos A2.

 

Buena relación calidad-precio y financiación


Dentro de ese conocimiento del mercado, Brixton se ha dado cuenta de que la competencia es feroz y ha podido desarrollar una serie de productos de gran calidad, con componentes de primeras marcas y, a la vez, ajustarlos a unos precios muy interesantes y competitivos en sus respectivos segmentos.

Si al buen posicionamiento de sus productos y a su precio razonable le añadimos mayores facilidades, puede ser una opción muy interesante. Y es que Brixton suele lanzar diferentes promociones en sus modelos, entre las que se encuentran planes de financiación con condiciones muy interesantes para el comprador. Tanto es así que en este mes de abril puedes hacerte con una Brixton Crossfire 500 desde 99 € al mes. Además, también se incluyen gratis los gastos de matriculación y algunos accesorios de regalo.

Si tienes dudas, no tienes más que entrar en nuestro catálogo y en la ficha técnica de la moto o las motos en las que estés interesado. Una vez dentro, te invitamos a rellenar un formulario y la marca se pondrá en contacto contigo para estudiar un presupuesto personalizado e incluso concertar una jornada de pruebas de la moto sin compromiso. ¡Aprovéchalo!:

Responsabilidad social corporativa


Las empresas jóvenes suelen ser más permeables a la situación social o circunstancial. Sin ir más lejos, el Covid-19 ha sido devastador en casi todo el mundo, por lo que Brixton y el grupo KSR al completo han querido poner su granito de arena para proteger la salud de sus más allegados. Tanto es así que durante la pandemia, la empresa puso a disposición su equipo en Asia y sus recursos logísticos y de fabricación para poder traer mascarillas de dos tipos y fabricar alcohol en gel, productos que se han entregado a muchos de sus clientes en toda Europa. Se trata de un gran ejemplo de cómo la acción de estas empresas ha ido más allá de las paredes de su sede.

Deja una respuesta

Volver a la home