«He remontado en muchas salidas, pero no tanto como en esta»

Brad Binder ganó en una trepidante carrera sprint en Argentina tras remontar desde la 15ª posición en parrilla. El sudafricano hizo una salida que incluso él mismo no llegó a creerse y a final de carrera supo cerrar los huecos a Marco Bezzecchi.


Incluso el propio Brad Binder se sorprendió de su actuación en la carrera sprint en Argentina. El sudafricano salió decimoquinto en parrilla y tras las dos primeras curvas ya era quinto. Completamente lanzado, y aprovechando su espectacular salida, el piloto de KTM tardó tres vueltas en ponerse líder, defendiendo con uñas y dientes dicha posición hasta la bandera de cuadros.

De machada en machada. Parece que Brad Binder no sabe ganar de otra forma. El sudafricano no se subía a lo más alto del podio desde el GP de Austria en 2021. La carrera sprint de hoy no fue tan arriesgada como aquella, pero desde luego fue espectacular y sorprendente en los primeros compases de carrera.

Una salida antológica, prácticamente de ensueño: «He hecho mi mejor salida de siempre. He remontado en muchas, pero no tanto como en esta. Entré en la curva 1 y me ceñí al máximo por el interior. Cuando salí de esa curva no me podía creer que fuera el cuarto o el quinto. Me sentí muy bien desde la primera vuelta y me puse delante lo antes posible», dijo el sudafricano para DAZN. «Cuando vi que tras las primeras curvas estaba cuarto tuve que sacudir la cabeza para saber que no estaba soñando», añadió sobre su salida en rueda de prensa.

Cerró todos los huecos a Bezzecchi en la última vuelta: «Hay veces que todo sale bien. Al final escuchaba a las Ducati detrás, pero debían ser muy agresivos para adelantarme. Intentaré repetirlo mañana, pero una carrera a 25 vueltas es completamente. Mañana no puedes ser tan agresivo como lo fui hoy», dijo Binder para los micrófonos de DAZN.

Brad Binder victoria carrera sprint argentina 2

«Veremos cómo piloto la moto mañana en una carrera normal»


Cómodo sobre su KTM y volviendo a saborear una victoria: «Me he sentido muy cómodo con la moto y le doy las gracias a mi equipo. Estoy muy contento de volver a ganar una carrera, ha pasado mucho tiempo desde la última vez», comentó el piloto de la marca austriaca en rueda de prensa.

El duro trabajo en los test de Portimao dio sus frutos: «En los últimos días de los test en Portimao encontramos el camino correcto. El primer día no podía pilotar bien la KTM porque me caí y sentía mucho dolor en las cervicales, pero el segundo y el tercer día ya fui mejorando y mi equipo me dio una moto mucho más estable que me permitía frenar más tarde y tener mejor agarre trasero. Y ese fue el gran paso que logró el equipo».

Los últimos reglajes marcaron la diferencia y se muestra precavido para la carrera de mañana: «Cuando llegamos aquí el viernes, parecía que nos iba a resultar difícil, pero el equipo hizo un gran trabajo ayer por la noche. A pesar de que las condiciones eran adversas por la mañana, vi que tenía mejores sensaciones y me sentía mejor. Veremos cómo piloto la moto mañana en una carrera normal».

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home