Binder dará el salto a MotoGP tras una andadura de tres años en Moto2

Brad Binder dará el salto a MotoGP el próximo año de la mano de la estructura satélite de KTM. Será compañero de Miguel Oliveira, mientras que Syahrin se queda, por el momento, sin equipo.


No se esperan muchos cambios de cromos en la parrilla de MotoGP de cara a la próxima temporada, ya que la mayoría de asientos están ya garantizados para 2020, pero esto no quiere decir que la categoría reina esté exenta de movimientos. La semana pasada se conoció la renovación de Danilo Petrucci con el equipo oficial de Ducati, y este miércoles se ha confirmado el salto de Brad Binder a MotoGP de la mano del Red Bull KTM Tech3.

El sudafricano, que actualmente compite en Moto2 con el Red Bull KTM Ajo, desembarcará en la clase reina junto a la firma austriaca y enrolado en las filas del equipo que dirige Hervé Poncharal. Será de nuevo compañero de Miguel Oliveira, con quien ya compartió box en 2015 en Moto3 y tanto en 2017 como en 2018 en Moto2. Por tanto, Hafizh Syahrin queda fuera de la formación del Red Bull KTM Tech3 y parece que su futuro va encaminado hacia el regreso a Moto2.

Binder sigue los pasos lógicos en la escalera hacia MotoGP creada por KTM. Fichó por la firma austriaca en 2015 con el Red Bull KTM Ajo de Moto3, consiguiendo con ellos al año siguiente el título de la categoría pequeña tras una temporada estelar en la que ganó el campeonato con cuatro carreras de antelación.

En 2017 dio el salto a Moto2 también con el equipo que capitanea Aki Ajo y con KTM como suministrador de chasis, en el que también era el año de debut de la firma austriaca en la categoría. En 2017 logró tres podios, acabando el campeonato octavo, mientras que el año pasado consiguió tres victorias y finalizó tercero.

Esta temporada, el piloto sudafricano no ha podido luchar por el campeonato desde el primer momento debido a los problemas que está teniendo KTM en la primera temporada de la era Triumph. No obstante, la mejoría en las últimas carreras de la marca de Mattighofen se ha traducido en dos podios consecutivos de Binder, que acabó segundo en Assen y Sachsenring.

El que fuera Campeón del Mundo de Moto3 en 2016 se convertirá el próximo año en el primer piloto sudafricano que corre en la categoría reina desde que lo hizo Kork Ballington (tetracampeón del mundo entre 250cc y 3500cc) cuando disputó el Mundial de 500cc en 1982.

Brad Binder se mostraba muy agradecido por la oportunidad de dar este salto a MotoGP el año que viene: «Tener esta oportunidad es increíble tener esta oportunidad y quiero dar las gracias a KTM, al Red Bull KTM Tech 3, a mi representante y a mi familia por ayudarme a llegar a la categoría reina. Es una sensación increíble y un sueño hecho realidad. Lo que persigues cuando vas creciendo es esto, llegar a la categoría de MotoGP con los mejores pilotos del mundo y con las mejores motos, así que es un sentimiento de locura en estos momentos».

Por su parte, el director de KTM Motorsport, Pit Beirer, mostraba su satisfacción por seguir contando con el sudafricano en el proyecto de KTM: «Poder contar con Brad Binder en nuestro proyecto de MotoGP es algo muy emocionante, ya que lleva cinco años con nosotros y es uno de nuestros Campeones del Mundo. Tenemos una gran conexión y estamos muy contentos de que continúe. Tenemos un gran reto por delante y nos sentimos responsables de que pueda mantener el gran camino que hemos recorrido juntos. Nos gusta también el hecho de que Brad cuenta con estilo de pilotaje tan distintivo que le permite pilotar al máximo. Pensamos que es 'apto' para nosotros y no podemos esperar más para ver cómo se adapta a la MotoGP».