BOTT XR1R, proyecto Pikes Peak

La casa valenciana BOTTPOWER está preparando un nuevo proyecto. La BOTT XR1R es una moto de carreras cuyo objetivo será probar nuevas soluciones y componentes para la marca, pero con un desafío que va más allá: Pikes Peak 2017.


Confesamos que somos fans de BOTTPOWER, una empresa valenciana especializada en la venta de motos personalizadas que lleva varios años sorprendiendo con sus creaciones basadas en la competitividad, la innovación y lo alternativo.

bott-xr1r-28En este momento, David Sánchez, el alma de la marca, ha presentado su última creación. Se trata de la BOTT XR1R, una versión de circuito de la ya conocida BOTT XR1. Una vez desvelada, el equipo pretende hacer una serie de pruebas en circuito durante los próximos meses.

Con esta unidad, que recuerda a una supermotard, la marca pretende probar distintas soluciones para sus motos y sus diferentes clientes. De hecho, uno de los últimos encargos para la casa es crear una BOTT XC1 Cafe Racer (versión ‘cafetera’ del modelo base) con chasis de titanio y electrónica configurable. Por eso, el primer objetivo de la nueva XR1R va a ser desarrollar estos componentes.

Para ello, la XR1R lleva un chasis de titanio y una electrónica de carreras con una ECU EFI Euro4 mediante la cual se puede tener control de tracción ajustable, seleccionar tres mapas de motor, control de lanzamiento y limitador de velocidad (en carreras, para el paso por pit lane).

bott-xr1r-14Esta unidad cuenta además con telemetría para monitorizar gran cantidad de datos, entre los que se encuentran los típicos (gas, rpm, velocidad de ambas ruedas, recorrido de suspensiones, posición por GPS, temperaturas, presión de freno, etc), pero también otros parámetros interesantes para su desarrollo como niveles de tensión en distintos puntos del chasis y en las rótulas transversales del anclaje del chasis para conocer cómo trabaja el bastidor de titanio respecto al de acero.

En la XR1R también se va a reubicar el radiador de aceite. Mientras en la XR1 estándar estaba detrás de la placa portanúmeros frontal, en la XR1R se coloca delante del motor. Se realizarán pruebas con sendas opciones para sacar conclusiones. Esta versión de competición carece de motor de arranque para aligerar en casi 8 kg el conjunto, por lo que necesita un arrancador externo.

Una vez que esté todo ajustado, organizarán diferentes test para tenerla a punto y, aquí viene el desafío, participar en el próximo ascenso de Pikes Peak, en junio de 2017. Debido al reglamento de la famosa carrera, no podrán utilizar el chasis de titanio, pero seguro que no va a ser impedimento para llenar de ilusión el proyecto de la BOTT XR1R, que espera estar por encima de los 150 cv de potencia y por debajo de los 150 kg de peso.

¡Seguiremos de cerca su evolución en su blog!

Fotos BOTT XR1R

Vídeo BOTT XR1R