Bosch prueba un sistema de reducción del deslizamiento para motos

Bosch, una de las empresas líderes en sistemas de seguridad de automoción, está en plenas pruebas de un sistema para reducir el riesgo de caídas cuando se pierde la adherencia en moto. Este sistema de mitigación del deslizamiento funciona con disparos de gas a presión para contrarrestar las fuerzas que provocan la inminente caída.


Hace escasos 10 años pocos podían imaginar el nivel de desarrollo en sistemas de seguridad y asistencia que llevan muchas motos de hoy en día. A partir del antibloqueo de frenos ABS, se ha avanzado en numerosas soluciones para mejorar la seguridad y eficacia de nuestras motos, muchas de ellas procedentes del automóvil, como son las distintas generaciones de ABS, el control de estabilidad MSC, los sistemas de comunicación entre vehículos o el eCall.

Una de las últimas que está por llegar la ha presentado Bosch. El gigante alemán ha emprendido un proyecto de investigación de un sistema de reducción del deslizamiento. Es sin duda uno de los temores más grandes que podemos tener los que vamos en moto: perder la adherencia de las ruedas en la superficie. La humedad, aceite o grava pueden provocar que las ruedas empiecen a deslizar si no aportan suficiente fuerza lateral para seguir trazando la curva. En estas situaciones, el conductor tiene pocas posibilidades de rectificar y evitar la caída.

Para hacer una ‘salvada’ milagrosa, tendríamos que aplicar entonces una fuerza lateral adicional. Trabajando en esta idea, los ingenieros de Bosch han pensado en un sistema de mitigación del deslizamiento que está en pleno desarrollo. La ‘magia’ que se han inventado consigue mantener la moto con adherencia reduciendo considerablemente el riesgo de irse al suelo. ¿Cómo? Un sensor detecta si las ruedas se están deslizando. Si ese derrape se excede de un límite, se activa un soplido de gas desde un depósito, al estilo de los utilizados en los airbags de los coches. El aire sale disparado en una dirección concreta a través de una boquilla. Es lo que en aviación se llama empuje inverso, una fuerza que contrarresta la que está ‘empujando’ a tu moto para que se vaya al suelo.

Aparte del sistema de reducción del deslizamiento, Bosch también está preparando un radar en moto mediante el cual puedan funcionar un control de crucero adaptativo, un aviso de colisión frontal y un detector del punto ciego.

¡Bienvenidas sean todas las tecnologías y soluciones de seguridad en moto!