De los marcianitos del "Level 7", a la Bola 8 del billar

Marc Márquez celebró el título jugando al billar. El octavo Campeonato del Mundo que gana, reflejado a la hora de embocar la Bola 8.


Mientras sigue coleccionando títulos, Marc Márquez y su entorno tienen que ir reciclándose año tras año para encontrar la forma en la que celebrar un nuevo campeonato. Los últimos años han ido siempre en consonancia con el número del título en cuestión: desde el "Give me five" (Choca esos cinco) de 2016, pasando por el "Big 6" (el dado con el número seis) de 2017, el "Level 7" de 2018 y ahora la Bola 8 del billar.

En eso consistió la celebración de Marc Márquez en Tailandia: después de rematar la octava corona en la pista, le tocaba embocar la bola negra con el número 8 en una mesa de billar improvisada presidida por un trajeado Guille Carrillo, mecánico de su hermano Álex y todo un asiduo en las celebraciones de Marc.

El juez del billar presenció cómo Márquez metió la bola a la primera después de cerrar el título también en la primera oportunidad. Lo logró con una magnífica carrera en Tailandia, en la que se impuso a Fabio Quartararo en la última vuelta. Como ya sucediera en Misano, protagonizó un bonito duelo con el francés y volvió a ganarlo. Pese a que el segundo puesto le valía, teniendo en cuenta que Dovizioso estaba cuarto a más de 10 segundos, la ambición de Márquez salió a relucir una vez más.

Conseguido el título, llegó otra original celebración. Aquí puedes ver los vídeos del triunfo y del festejo del octavo título: