BMW nos está hablando de una nueva moto de manera oficial, pero sin ser oficial. Oficial, porque lo está anunciando el mismísimo jefe, Markus Flasch, y no oficial porque realmente la marca no ha anunciado nada, y lo poco que hemos visto ha sido mostrado en redes oficiales. Pero viendo esta foto, ¿acaso no se puede tratar de una remodelación más deportiva de la BMW R 18?

El CEO de BMW Motorrad ha publicado en su perfil de Instagram una foto en la que se le ve levantando la funda blanca de una moto y dejando asomar la rueda trasera de un modelo que actualmente no existe en las filas de BMW. Lo más parecido es la BMW R 18, pero incluso así se diferencia bastante en varios elementos. Flasch, con cara de emoción, ríe como diciendo “Vais a alucinar con lo que hay aquí debajo”.


Dado que BMW no ha dado ningún tipo de información y su jefe se ha limitado a decir que “Algo grande está en camino”, describiéndola con el hashtag #dreambike, solo podemos fijarnos bien en lo que vemos y buscarle un significado. Y aunque no es mucho lo que vemos, sí podemos sacar algunas conclusiones.

BMW Markus Flasch R18 Bikeleaks 3Si comparamos esta parte trasera con la de la BMW R 18 actual vemos importantes diferencias. Y no, no parece que se hayan hecho por simples razones estéticas. Aquí puedes ver el grupo trasero de la R18 a la izquierda y el mostrado por Flasch a la derecha. Para empezar, llama la atención que el elemento basculante, esa estructura en forma de A, ahora no es una pieza única y fija como antes, sino que parece estar articulada tanto arriba como abajo. Lo que permitiría cierto movimiento y nos hace plantearnos también cómo sería la unión con el chasis de la moto.

Y por otro lado, vemos que la llanta es totalmente diferente y que el neumático empleado en el nuevo modelo tiene un perfil mucho más bajo y más ancho, es decir, más deportivo que el de la cruiser actual. Un fabricante no hace eso por simple estética, sino que un neumático así implica una moto con mayores prestaciones.

La actual BMW R 18 tiene una potencia de 91 CV. Y claro, si pensamos en una cruiser de altas prestaciones ¿qué nos viene a la mente? Exacto, en motos como la Triumph Rocket 3 o la Ducati Diavel V4, de 180 y 170 CV respectivamente.