Pura nineT, en nuestras manos

A veces para disfrutar al máximo hay que volver a lo más sencillo. BMW con la R nineT Scrambler Option 719 vuelve a las raíces de estilo vintage pero sin renunciar a la exclusividad. La probamos a fondo.


La BMW R nineT Scrambler en 5 tweets

  • El emblemático motor bóxer 1200 aire-aceite de BMW le da un carácter especial.
  • Las opciones 719 son lo máximo en exclusividad dentro de la casa bávara.
  • El sonido bronco de su doble escape es cautivador.
  • Echamos de menos unos display y paquete electrónico más sofisticados.
  • Puedes conocer todos los detalles técnicos de la BMW R nineT Scambler aquí.

Llega un momento en la vida en el que hay que tomar decisiones serias. Tan serias como comprarse una moto nueva. Hay demasiadas opciones en el mercado que te torturan la mente. Tienes claro que quieres algo distinto, de minorías y con caché. Y tú, que además te gustan las buenas prestaciones, no buscas una parte ciclo y motor cualquiera. Quieres algo potente y con carácter y que, además, pueda dar sorpresas y mucho de qué hablar en cada escapada. Que no te vean el pelo... Aquí el abanico se estrecha. Ya quedan menos para tu elección. En el horizonte tienes un logo con forma de hélice que se acerca irremediablemente hacia ti. Es el de BMW… Lo has hecho, te has decidido. Te gusta la nineT, su variante Scrambler, y la quieres alicatada hasta arriba. La Opción 719 es la tuya…

Equipamiento

  • Casco: Bell Moto-3
  • Chaqueta: Revit
  • Pantalones: Racered
  • Botas: Stylmartin

Opinión BMW R nineT Scrambler

Lo mejor

Podría mejorar

  • Motor
  • Precisión del cambio
  • Estética
  • Precio accesorios
  • Asiento duro
  • Poca electrónica y display básico

Precio y rivales de la BMW nineT Scrambler

Sin duda dentro del mundo de las Scrambler, la BMW R nineT Scrambler tiene dos rivales muy directas por cilindrada y concepto. Hablamos de las Triumph Scrambler 1200 XE y XC, una moto más alta y adaptada para off road, y la Ducati Scrambler 1100 Special, toda una apuesta italiana por volver a los 70. Ambas rivales son muy superiores en electrónica y configuraciones del display.

Al precio estándar de la BMW R nineT Scrambler hay que sumarle los extras del acabado especial Option 719 (528 €) y todos los accesorios del pack Option 719 "Storm" (3.108 €), además de las llantas de radios (504 €), quedando en un precio total que supera los 17.830 €.

Otras BMW R nineT

Rivales de la BMW R nineT Scrambler

Ver más

Detalles técnicos de la BMW R nineT Scrambler 719

Como sabes, BMW siempre está evolucionando su exitoso motor bóxer de gran cilindrada. Con el paso a la refrigeración por agua y la subida de cubicaje a 1250 cc, hubo que plantearse en la casa qué hacer con los motores de 1200 de aire/aceite. La última versión estaba realmente refinada y era una pena no darle salida. Nació así el concepto NineT y sus diferentes versiones cuyo éxito fue apabullante.

Sus cifras son bien conocidas: 1200 cc, 110 CV a 7.750 rpm y un par enorme de 116 NM a 6.000 rpm. La transmisión, por supuesto, por cardán. Además, el conjunto pesa 220 kg lleno, la unidad más ligera que jamás haya montado este motor.

La parte ciclo también es más sencilla, delante monta horquilla telescópica de 43 mm no regulable, sin Telelever, aunque detrás sí incorpora el clásico Paralever, ajustable en precarga y extensión. Esto hace que las sensaciones al pilotar sean mucho más puras. El sistema de frenado es muy potente con doble disco de 320 mm mordido por pinzas de 4 pistones Brembo y ABS desconectable ¡en marcha desde la piña izquierda!

De electrónica solo lleva control de tracción sin niveles de actuación, eso sí, desconectable, también en marcha. Los testigos de ABS y TC están el pequeño display esférico que nos da la información básica para pilotar. Echamos en falta un marcador y un poquito más evolucionado. Si bien es cierto que estéticamente es minimalista, como el resto de la moto, en la práctica nos faltan cosas como un cuenta vueltas y el nivel de gasolina.

A nivel detalles de la Opción 719 –piezas fresadas-, esta unidad lo lleva todo:

  • Llantas de radios
  • Tapas de culata
  • Tornillo de llenado de aceite
  • Tapa de la correa
  • Palancas del embrague y de freno ajustables en 5 posiciones
  • Tapas del depósito de compensación
  • Soporte para asiento
  • Estribos para el piloto ajustable en 12 posiciones
  • Estribos para el acompañante

https://www.youtube.com/watch?v=7ZBmoMfeaN8

Ver más

Puras sensaciones. ¿Cómo va la BMW R nineT Scrambler 719?

Estamos ante una moto de sensaciones puras. Nada más arrancarla, te cautiva el sonido de su escape 2-1-2. Bronco y poderoso. Tiene ese vaivén típico del bóxer 1200 cuando aceleras en parado.

Es una moto muy compacta. Pequeña para el enorme motor que lleva. Personas de cualquier talla pueden llegar sin problemas con los dos pies al suelo (asiento a 820 mm), aunque si eres alto, las rodillas subirán demasiado. Esta versión tiene un tacto duro en general. Desde el escaso mullido del asiento a los reposapiés y palanca de cambios sin goma (ojo con el calzado que usas, puedes acabar viendo el calcetín en una mañana de curvas). Las suspensiones también tienen tacto firme, detalle que se agradece cuando ruedas a buen ritmo, pero tal vez eches de menos menor dureza para el uso diario. Solo es ajustable la precarga y extensión traseras.

En marcha es definitiva. Es una delicia pilotarla. Hay motor por todos lados. El enorme par y sus 110 CV se notan en todo momento y empujan con mucha contundencia. Puedes llevarla en cualquier franja de revoluciones que, si enroscas el puño, encuentras patada. La nineT Scrambler corre, mucho. Sin pestañear te darás cuenta de que estás rodando muy muy lejos del límite legal y lo único que te lo impide seguir subiendo es el viento. Además, en cualquier tipo de conducción se logran unos consumos muy bajos y con seguridad podrás hacer más de 250 km con su depósito de 17 litros.

La caja de cambios es un reloj suizo. Sin las ayudas habituales de la marca, se agradece volver a las raíces de jugar con embrague y palanca. Solo en las reducciones más fuertes notarás las inercias del motor y cómo se mueve esta BMW nineT Scrambler, pero es parte del juego y, particularmente, excitante.

Es una moto certera y precisa. El tren delantero trabaja de maravilla. La horquilla telescópica de 43 mm lee el asfalto con mimo y transmite buena información al manillar. Además, el amortiguador de dirección da un extra de seguridad y minimiza los movimientos bruscos que pueda haber en el pilotaje. La suspensión trasera es algo más seca, sin ser incómoda, pero está bien calibrada de serie. Esto, combinado con su una potente frenada – doble disco 320 mm con Brembo 4 pistones-, hace que puedas apurar muy bien la entrada en curva. El chasis flexa lo justo sin ser extremadamente rígido por lo que el conjunto transmite mucha confianza. Dinámicamente es de lo mejorcito de su categoría.

También es una moto pensada para moverte por ciudad. Sus cotas permiten ir muy erguido y controlando el tráfico sin problema. El tacto del embrague es muy fino y dosificable. Moverte entre coches es coser y cantar, aunque el radio de giro es menor que el de la GS. Llama la atención por su diseño y sonido y parar en los semáforos es un acto de provocación. ¡Like!

Ver más

BMW R nineT Scrambler... en campo

La BMW R nineT Scrambler no es una moto preparada para el off-road. A pesar de su estética, con algún guiño a las motos camperas de los 70, hay que descartar el hacer con ella poco más de una pista sencilla. La postura de pie no es natural, el manillar cae muy bajo y las estriberas están altas. Las suspensiones enseguida hacen tope y los neumáticos no dan confianza. Pilotar es complicado, aunque se agradece la desconexión del ABS y TC para hacer alguna floritura. En este aspecto sus rivales directas son más dotadas.

Ver más

Opinión y conclusión. La BMW R nineT Scrambler es tu moto si...

Si te gusta el material Premium y no quieres renunciar a nada. Si valoras la estética y las buenas prestaciones. Si no te importa sacrificar el confort por llevar una moto auténtica. Si haces salidas de fin de semana y también te mueves por ciudad, sin pretensión de hacer grandes viajes. Si los detalles te importan y miras los acabados con lupa. Si quieres una moto distinta y exclusiva que llame la atención. Si disfrutas de pilotar a cualquier ritmo, ya que no te defraudará. Y si tienes los más de 17.800 € que cuesta con todos sus accesorios, ¡la BMW R nineT Scrambler tiene que estar en tu lista!

Galería de fotos de la BMW R nineT Scrambler

Acción

Detalles

Vídeo BMW R nineT Scrambler