Una BMW R 18 que no dejará indiferente a nadie

Shinya Kimura ha terminado otra de sus personalizaciones. La más reciente, esta única BMW R 18 'The Wall' para la serie SoulFuel. El japonés no se cortó: semicarenado, 'juego de dientes', depósito y asiento nuevo.


‘The Wall’, una BMW R 18 personalizada por el japonés Shinya Kimura. Después de Roland Sands y Dirk Oehlerking, Kimura es el tercer personalizador que transforma la R 18 en un extraordinario ejemplar único para la serie SoulFuel, una colaboración entre BMW Motorrad y los tres personalizadores seleccionados. El resultado del japonés es una moto que no dejará indiferente a nadie.

Kimura trabajaba sobre todo en motos antiguas, pero este personalizador japonés se dedica cada vez más a proyectos relacionados con motos modernas.’The Wal’ es uno de ellos. El propio japonés considera el gran motor alemán como el mejor en el que ha trabajado: «La base es la R 18, impulsada por el último y el mejor motor en el que he trabajado. Todo empezó con una visita al equipo de desarrollo de la BMW Motorrad R 18 en Alemania. Tras toda una serie de conversaciones, esto acabó desembocando en mi interpretación personal de esta moto, en la que apliqué todas mis habilidades como personalizador».

Poco más de cuatro meses tardó Kimura en personalizar de manera artesanal esta R18, de mediados de febrero a finales de junio. La metodología del japonés es más practica que cualquiera, evitando bocetos, dibujos, planos o maquetas durante el proceso de construcción. Pero sí necesita una idea precisa de lo que el cliente, o en este caso el personalizador, quiere.

bmw r18 custom 14

Un 'juego de dientes' en el semicarenado


El carácter enduro-deportiva es inconfundible en esta R 18 ‘The Wall’ de Kimura. Dispone de un depósito de combustible más grande, un diseño completamente distinto al original, un sillín alargado y armoniosamente redondeado y un semicarenado nuevo: «También moví los estribos, bajé el manillar y cambié el asiento a mi gusto. El asiento también lo he diseñado yo y luego lo han hecho a mano en BACKDROP Leathers en Japón. Todo ello se tradujo en la postura natural que me gusta», explicó Kimura.

Su aspecto se debe, en parte, a su peculiar semicarenado, que alberga dos faros que parecen no quitarte la mirada. Hay que añadir un 'juego de dientes' debajo, lo que más llama la atención de esta moto. La combinación de colores y la pintura de textura gruesa también coinciden con el tema del proyecto. Al desarmar la R 18, Kimura aprendió mucho de la electrónica moderna: «Todos estos sistemas informáticos y el cableado eran bastante nuevos para mí y aprendí mucho».

En definitiva, esta BMW R 18 ‘The Wall’ mantiene la esencia de la original, aunque no lo parezca, siendo alterada en diversos aspectos: Manillar 20 centímetros más estrecho y 15 más bajo, depósito de combustible alargado y con mayor capacidad, asiento acolchado, semicarenado, cubiertas laterales y acabado de pintura especial con una capa de polvo de bronce. Kimura decidió mantener la clásica forma simbólica del sistema de escape de serie, pero pintándolo de negro.

Deja una respuesta

Volver a la home