Atendiendo a los indicios de la revista alemana Motorrad Magazine, la marca bávara podría tener en mente el regreso de una de las motos más míticas, la R1200 S, una sport-tourer alimentada por un motor bóxer que no terminó de cuajar en el mercado. Con las lecciones aprendidas, BMW quiere volver a la carga con este modelo.

Cuando entramos en verano, es un momento muy propicio para conocer los planes de las marcas de cara al próximo año, teniendo en cuenta que los Salones de Colonia y Milán cada vez están más cerca, son días en los que hablar sobre lo que vendrá se antoja recurrente, pero sobre todo interesante.

Hoy vamos a hablar de BMW, en concreto del posible regreso de un modelo que cautivó allá por el año 2006. Se trata de la BMW R1200S, una sport-tourer que tenía una particularidad muy curiosa y es que su corazón estaba alimentado por un motor bóxer. Fue quizás aquí donde el éxito de esta moto no fue el que se esperaba, ya que era difícil encajar un motor de estas características en una moto de semejante calibre.

Prueba BMW S1000 XR: Atómica 341_Pres_BMW_XR_RS_21_05_2015

De confirmarse los planes de la marca teutona, habría que ver cómo tendrían pensado encajar dicho motor para que no tuviese los mismos problemas de aclimatación que la versión anterior. Aunque si de algo estamos seguros es que una casa como BMW pondría todos los medios que tiene a su disposición para lograr resucitar este modelo y hacerlo atractivo para su público, siempre encantado con estos juguetes elitistas.

Sin embargo, son muchos los posibles modelos que podría sacar de la cadena de montaje BMW en 2016, de manera que el regreso de la R1200 S podría retrasarse hasta 2017. Antes de ella podría llegar su naked de 300cc, una scrambler y un posible re-diseño de la Nine T, aunque saldremos dudas en los próximos meses, donde todo puede suceder.

Deja una respuesta

Volver a la home