BMW Motorrad, Honda Motor Co. Ltd. y Yamaha Motor Co. Ltd. cooperan en el Consorcio de Motocicletas Conectadas con el objetivo de mejorar los sistemas de transporte inteligente cooperativo de las motos. Buscan aumentar la seguridad y los primeros pasos ya han comenzado en el terreno de los sistemas C-ITS.

Se consideran sistemas ITS al conjunto de soluciones tecnológicas que buscan mejorar la operación y seguridad del transporte terrestre, con el objetivo de prevenir los problemas causados por la congestión del tráfico. Estos sistemas, de acuerdo con el memorándum firmado por los miembros de la asociación de fabricantes ACEM (Asociación europea de fabricantes de motocicletas, www.acem.eu) en 2014, se comenzarían a introducir a partir de 2020 y para acelerar el proceso, los tres fabricantes van a comenzar ya su colaboración en dicho terreno.

Acuerdo-BMW-Honda-Yamaha-por-la-seguridadUna cooperación que se anunció el pasado 6 de octubre de 2015 en el congreso mundial ITD celebrado en Burdeos (Francia), el mayor evento mundial en materia de sistemas y servicios de transporte inteligente. Allí mismo, los tres socios también animaron a otros fabricantes a unirse al consorcio para mejorar la seguridad en vehículos de dos ruedas. “Para acelerar el desarrollo de medidas de seguridad para motocicletas, pretendemos colaborar en una correcta implementación de sistemas C-ITS en motocicletas y scooters”, afirmó Tetsuo Suzuki, director de operaciones de Honda Motor Co., Ltd.

El hincapié en desarrollar sistemas ITS exclusivamente para motos se debe a que los sistemas ITS de los automóviles no pueden transferirse a las motocicletas por su espacio disponible tan limitado. Los sistemas electrónicos de las motocicletas tienen que ser más compactos y resistentes al agua, el polvo y la vibración. Además, las motocicletas tienen un comportamiento dinámico diferente, hay que tener en cuenta diferentes algoritmos y nuevo software. Un factor esencial es la falta de techo, por ejemplo. Takaaki Kimura, responsable jefe general del centro de tecnología, vicepresidente ejecutivo y director representante de Yamaha Motor Co.Ltd. explicó: “Nuestras empresas ya son miembros activos del consorcio de comunicaciones Car2Car en el que trabajamos con fabricantes de coches y camiones, junto con otros accionistas, sobre especificaciones comunes y estándares. Nos hemos dado cuenta de que los requisitos específicos de las motocicletas están más allá del ámbito de este consorcio. El siguiente paso lógico es comenzar una cooperación dedicada exclusivamente a las dificultadas de los vehículos a motor de dos ruedas”.

“Nuestro objetivo es fomentar un uso puntual y completo de los sistemas de cooperación ITS en vehículos a motor de dos ruedas que tenga el potencial de mejorar la seguridad. Y nos gustaría animar a otras empresas a unirse a nosotros”, añadió Karl Viktor Schaller, vicepresidente ejecutivo de desarrollo de BMW Motorrad.

Por último Antonio Perlot, secretario general de la ACEM, aplaudió junto a la asociación europea de fabricantes de motocicletas esta iniciativa afirmando que: “Está completamente en consonancia con la estrategia de seguridad vial de la ACEM y demuestra la voluntad de la industria motociclística para aumentar la seguridad de los usuarios de acuerdo con medidas muy concretas y desarrollos prácticos.”

La idea, por ejemplo, de hacer posible una advertencia digital en el resto de vehículos cuando se aproxima uno de dos ruedas en un punto complicado mejoraría en gran medida la seguridad por medio de la visibilidad digital. Un aumento de seguridad, protección y eficiencia en las motocicletas basándose en estas tecnologías ITS que supone el mayor reto de seguridad en  las motos. Es por esto que los tres fabricantes unen sus esfuerzos para evaluar los principios de los sistemas (C-ITS) y mejorar, tal y como se ha dejado claro, la seguridad en las motocicletas.