El segmento de las motos A2 es uno de los más interesantes del mercado. Tiene la responsabilidad de ofrecer las que pueden ser las primeras motos de infinidad de motoristas, y el éxito o no de la experiencia puede ser crucial para muchos. Para destacar en una categoría tan disputada las marcas se esfuerzan por ofrecer modelos tan completos y funcionales como atractivos y seductores. Y ahí es donde aparecen dos motos tan parecidas como distintas: las BMW G 310 R y la BMW G 310 GS.

BMW G 310 R G 310 GS 2Las ‘motos A2 puras’, esas que de serie tienen menos de 48 CV, son la mejor puerta de entrada al mundo de las ‘motos grandes’. Tienen que ser capaces de ofrecer las sensaciones de conducir una moto de gran cilindrada, pero sin serlo, capaces de llevarnos lejos, aunque sirvan para el día a día, y capaces de hacer de ‘moto-escuela’, sin que ni por un momento dejemos de disfrutar y de pasárnoslo bien con ellas. BMW tiene en sus filas dos modelos que cumplen con todos estos requisitos, y muchos más, en los que hoy nos queremos detener para que tanto si te ves en una naked como en una trail puedas ver todo lo que ofrecen estas dos llamativas alemanas.

Monocilíndricas y de 34 CV

BMW G 310 R G 310 GS 7Una de las cosas que comparten las hermanas G 310 de BMW es el motor que les da vida. Un monocilíndrico de refrigeración líquida de 313 cc y cuatro válvulas, dos árboles de levas en cabeza e inyección electrónica. Es uno de los propulsores más punteros de su especie, con el cilindro inclinado hacia atrás y la culata del cilindro girada 180 grados con toma delante y escape detrás.

Su mecánica le permite alcanzar los 25 kW (34 CV) de potencia a 9.500 rpm y un par máximo de 28 Nm a 7.500 rpm, por lo que es perfectamente compatible con el carnet A2. El regulador de la mariposa está controlado por un motor eléctrico, es decir, cuenta con acelerador Ride by Wire, y no hay que olvidar que al propulsor se une un embrague anti-rebote autoalimentado, lo que le permite mejorar el tacto y la seguridad en reducciones bruscas.

Pequeñas, pero bien equipadas

BMW G 310 R G 310 GS 5Como seguro que sabes, si BMW se caracteriza por algo es por cuidar al detalle el equipamiento de sus motos. Y lo hace con todas, no solo con las grandes. De ese modo, tanto en la R como en la GS encontramos manetas de freno y de embrague regulables, para que la ergonomía sea perfecta para todas las manos. Y eso, por ejemplo, es algo de lo que no muchas motos de su segmento pueden presumir.

También disponen de iluminación LED con luces de día de serie, para que la visibilidad siempre sea óptima, así como de un cuadro de instrumentos digital en el que se ofrece con precisión toda la información que podemos necesitar. Tanto en una como en otra el diseño se cuida con especial atención, y al igual que la R es un miembro inconfundible de las roadster alemanas, la GS hace lo propio entre las trail de la firma bávara.

BMW G 310 R Y G 310 GS: Misma base, dos mundos

BMW G 310 GS 2024 Motor 1Como hemos visto las dos motos comparten una misma base sobre las que ambas toman forma, y eso que los mencionados no son los únicos elementos que tienen en común. Sin embargo, la G 310 R y la G 310 GS pertenecen a dos mundos completamente distintos. Pues aunque nazcan sobre una misma estructura, cada una aporta un carácter propio y diferenciador.

La BMW G 310 R, como la pequeña roadster de iniciación que se mira en las poderosas naked amantes de las curvas, amante del asfalto y del estilo rebelde, y la BMW G 310 GS, como la aventurera todoterreno que no entiende de límites y que no distingue entre campo y carretera cuando de buscar la libertad se trata.

BMW G 310 R, con ‘R de roadster’


BMW G 310 R 2024 1La BMW G 310 R combina diseño, rendimiento y accesibilidad, resultando ideal para aquellos que buscan una experiencia de conducción dinámica y urbana. Con un estilo deportivo y moderno, esta moto destaca por su estructura compacta y ágil, con líneas limpias y detalles que reflejan el cuidado que BMW ha puesto al darle forma.

Todo se monta sobre un chasis tubular de acero que ofrece rigidez y estabilidad, complementado por una suspensión delantera de horquilla invertida de barras de 41 mm y un monoamortiguador trasero ajustable. Su puesta a punto asegura una conducción cómoda y precisa, adaptándose perfectamente a los desafíos del tráfico urbano y ofreciendo una respuesta ágil en cada maniobra también en carretera abierta. El equipo de frenos se compone por un disco delantero de 300 mm, con pinza radial de 4 pistones, y un trasero de 240 mm, con pinza de un solo pistón. Como no podría ser de otro modo, el ABS de serie asegura una frenada eficaz y segura, incluso en condiciones adversas.

Destinada tanto a usuarios jóvenes que buscan una primera moto de calidad como a motoristas experimentados que buscan una moto ágil para el día a día, la G 310 R es ideal para desplazamientos diarios en la ciudad y escapadas de fin de semana para disfrutar entre curvas.

BMW G 310 GS, puerta de entrada


BMW G 310 GS 2021 18Por su lado, la BMW G 310 GS está pensada para los aventureros urbanos que buscan una máquina versátil tanto en la ciudad como fuera de ella. Tiene hermanas mayores de sobra en las que fijarse, y eso se deja ver en sus líneas robustas y agresivas, con una estética que invita a comerse el mundo. Para que los kilómetros no pasen factura su ergonomía está especialmente pensada para conseguir el máximo confort, a la vez que la posición de conducción es erguida y elevada, lo que permite una útil visibilidad tanto en tránsito urbano como en caminos rurales.

En cuanto a la parte ciclo, la G 310 GS está equipada con una horquilla invertida de barras de 41 mm pero, en este caso, sus 180 mm de recorrido están muy por encima de los 140 de la G 310 R, lo que permite absorber con eficacia las irregularidades del terreno. La suspensión trasera, con el mismo recorrido (131 mm en la R), se basa en un monoamortiguador ajustable en precarga, proporcionando estabilidad y comodidad tanto en carreteras asfaltadas como en caminos de tierra. Este amplio recorrido de suspensión permite que la moto se comporte con solvencia en diversas superficies y cualquier tipo de terreno.

Los frenos sí son idénticos a los de su hermana R, de manera que delante encontramos un disco de 300 mm, con pinza radial de 4 pistones, y detrás otro de 240 mm con pinza de un pistón. Y sí, tal y como dicta la ley para las motos de más de 125 cc el ABS es de serie.

Precio y facilidades de compra de BMW Motorrad

Si has echado ya un ojo al mercado de las motos A2 puras seguro que ya habrás visto que estas BMW no son precisamente las más económicas de todas. La competencia es dura y hay muchas marcas nuevas que se sirven de su bajo precio para romper el mercado. Pero esa no es la batalla de BMW, pues la apuesta de la marca bávara se basa en el rendimiento, la fiabilidad y la calidad característica de sus productos.

BMW G 310 R G 310 GS 8Uno de los aspectos destacados de BMW Motorrad es su famoso programa de financiación Select, que ofrece opciones de pago flexibles y personalizadas según tus necesidades. Además, el propio plan incluye promociones especiales al optar por él.

Sirva de ejemplo, en el caso de la BMW G 310 R la moto podría ser tuya pagando solo 95 euros al mes durante 3 años, sin entrada, y con una cuota final de 2.707,25 euros, mientras que para la BMW G 310 GS la cuota mensual sería de 105 euros, sin entrada, y con una cuota final de 3.084,90 euros.

Al finalizar el período de tres años, la marca te ofrece tres alternativas: conservar la moto abonando la cuota final, devolverla para saldar la última cuota, o cambiarla por una nueva mediante un nuevo plan de financiación.

BMW G 310 R - Solicita una oferta personalizada

BMW G 310 GS - Solicita una oferta personalizada