Mientras no se resuelva el problema de la autonomía que tienen los vehículos eléctricos, es difícil que su uso se extienda entre la población, por ello BMW ha propuesto una idea que, si bien no soluciona el problema, sí haría más fácil la vida de los electro-usuarios.

Poco a poco se van implantando más puntos de recarga en ciudades, gasolineras, centros comerciales, etc. Pero a día de hoy no son tan comunes como para usar un vehículo eléctrico sin tener controlado dónde recargarás tu moto antes, en medio o después de tus trayectos.

Como posible solución a esta dificultad, BMW ha propuesto convertir cada farola en un punto de recarga, algo que daría la vuelta a la situación y convertiría a cada punto de luz de las calles en un surtidor de energía que, además de iluminar las calles, podría traer beneficios a la correspondiente consistorio.

BMW farolas electricasBMW está ya trabajando en la ciudad de Oxford, en Reino Unido, para desarrollar el proyecto denominado Light & Charge. Se está acoplando un sistema de recarga junto a un lector de tarjeta a las farolas de una ciudad que podría convertirse en el Disneyland París de los vehículos eléctricos.

Buena iniciativa por parte de BMW que, siendo parte interesada de este la implantación de estos sistemas –tienen varios coches y una moto eléctrica–, podría lograr un impulso muy significativo al desarrollo de los vehículos eléctricos.

Deja una respuesta

Volver a la home