BMW entra en el motosharing con Rent A Ride

BMW lanza Rent A Ride, un servicio de alquiler de motos a corto plazo con el que pretende abrir una nueva opción de movilidad sin necesidad de tener una moto en propiedad.


Disfrutar de la moto no quiere decir que debas tener una en posesión. Es lo que ha pensado BMW Motorrad a la hora de lanzar ‘Rent a Ride’, un servicio de alquiler de motos de corta duración basado en sus distribuidores.

Gracias a un sitio web, preparado para ser perfectamente navegable con un móvil, se podrá seleccionar qué modelo se desea alquilar. Después, el sistema comprueba la disponibilidad en los diversos distribuidores y, para acabar, el usuario tiene que seleccionar su región y añadir o no accesorios para la moto o el motorista. Desde ese momento, la moto queda preparada para ser recogida en el concesionario mientras que el usuario recibe unas instrucciones.

Esta decisión forma parte de la estrategia de BMW Motorrad de prepararse de cara a actividades orientadas al futuro y las nuevas formas de movilidad. Se puede decir que la marca ya cuenta con cierta experiencia en este tipo de alquileres en el ámbito de los automóviles con DriveNow desde 2011.

Con esta decisión, BMW entra en la pelea por el motosharing. No exactamente en el mismo modo que lo están haciendo otros operadores de scooter eléctricos, pero abre una nueva opción para los que quieren una forma alternativa de movilidad.

De momento, Rent A Ride empezará a funcionar en Alemania, Austria y Francia. Puedes encontrar más información en el sitio www.rentaride.com.