La fatal predicción se ha cumplido

Un joven motorista ha fallecido tras colisionar contra los bloques de hormigón que puso el Ayuntamiento de Barcelona, lo que pone de relieve la falta de visión por la seguridad vial del consistorio.


La semana pasada un joven de 28 años perdió la vida tras un accidente de moto en Barcelona. Lamentablemente, el suceso ha servido para confirmar la peligrosidad de los bloques de hormigón que el ayuntamiento colocó en varias calles de la capital catalana hace unos meses con el objetivo de ampliar el espacio de las aceras y facilitar la distancia social entre peatones. Y todo esto, sin tener en cuenta los riesgos en caso de colisión de vehículos o usuarios vulnerables como ciclistas y motoristas.

El motorista cayó y colisionó con un muro de hormigón que delimitaba la calzada. Duele recordarlo, pero los colectivos de dos ruedas ya lo denunciamos en su momento. Eran, sin duda, un riesgo gravísimo para los vehículos de dos ruedas y, trágicamente, se han confirmado las previsiones. Ya no hay tiempo para reaccionar y el Ayuntamiento de Barcelona debe replantearse sus políticas de movilidad precisamente en una ciudad que ha sido y todavía es, pese a todo, la capital de la moto en Europa.

Para empezar, el consistorio debería retirar de manera inmediata todos los bloques de hormigón. No ha sido el caso hasta el momento. Es más, la alcaldesa Ada Colau ha transmitido un mensaje de condolencia que no ha hecho más que enfadar a muchos, ya que ha relacionado el siniestro con una velocidad inadecuada.

Esperemos que cambien las cosas lo antes posible...

DEP el compañero.

Deja una respuesta

Volver a la home