Compuesto revolucionario

El BlackChili es un compuesto desarrollado por Continental para sus neumáticos de moto más deportivos. Pero seguro que no sabías que antes ya utilizaban esta tecnología en sus neumáticos de bicicletas y coches.


Más contenidos Continental


La marca alemana arrancó su andadura en 1871 fabricando neumáticos para bicicletas. 150 años después, cuenta con sedes en todo el mundo, departamentos en diferentes líneas de negocio y miles de trabajadores en su plantilla que con el desarrollo de investigación y desarrollo y los mejores procesos de fabricación, ha logrado posicionar a Continental como una marca referente en el sector de neumáticos de coches, camiones, motocicletas y bicicletas. Cada departamento investiga e inventa nuevas fórmulas para dar con un neumático de altas prestaciones, duraderos y seguros.

Uno de esos últimos desarrollos ha sido el BlackChili, un nuevo compuesto con una fórmula aplicada a neumáticos de motos, coches y bicis que ha supuesto un auténtico avance para Continental. Se trata de un compuesto complejo que sólo se fabrica en la planta alemana de Korbach. Lógicamente, su composición es un secreto muy bien guardado, pero la marca sí apunta a que se trata de una elaboración muy trabajada alrededor del sílice y una nueva generación de Carbon Black (Negro de humo).

El reto de este desarrollo ha sido intentar delimitar al máximo el rendimiento de las tres áreas fundamentales de un neumático sin que afecten la una a la otra. Estamos hablando de la adherencia, la resistencia a la rodadura y el kilometraje. Hasta ahora, un neumático de un gran nivel de agarre, se desgastaba muy rápido y rodaba más despacio. Por otro lado, un compuesto más rápido y de mayor duración, ofrecía una adherencia más reducida. Gracias al compuesto BlackChili, cada una de las facetas mejoran sin que afecten negativamente a las otras dos. Como prueba de ello, los neumáticos fabricados con BlackChili han presentado una adherencia de un 30% superior, un 26% menos de resistencia a la rodadura y un incremento del 5% en kilometraje.

Además, se trata de un método de fabricación aplicable a diferentes tipos de neumáticos, ya que el BlackChili se utiliza en neumáticos de motos, coches y bicicletas, cada uno de los ámbitos con sus propias características y exigencias.

Un ejemplo es la bici, campo en el que es muy importante la resistencia a la rodadura. Su fabricación permite ser más eficiente en los puntos de contacto con el suelo, por lo que podemos llevar presiones más altas que minimizan la deformación del neumático, lo que repercute en una menor resistencia a rodar. Este sistema se ha aplicado en los neumáticos Continental Competition Pro LTD montados por diversos equipos y corredores del Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España.

Por otro lado, el BlackChili ha influido en la reducción de las distancias de frenado de los coches gracias a que la superficie de contacto trabaja de manera más eficiente consiguiendo detener el vehículo mucho antes. También se consigue mayor adherencia en la aceleración, en curvas y en frenadas sobre mojado. Para los coches, el modelo que utiliza el compuesto BlackChili es el Continental SportContact 6, dirigido sobre todo a modelos de altas prestaciones.

Los últimos en utilizar el BlackChili han sido las motos, un compuesto presente en los neumáticos superdeportivos ContiSportAttack 4, evolución que ha conseguido reducir los tiempos de calentamiento, reducir las distancias de frenado y mejorar el agarre tanto en seco como en mojado sin reducir la vida útil del neumático. Esta tecnología también la utilizan los más radicales ContiRaceAttack 2 Street y los neumáticos de circuito ContiRaceAttack 2.

Más información: Blog Continental

Deja una respuesta

Volver a la home