Honda da un paso más allá en las suspensiones electrónicas con inteligencia artificial

Honda patenta un tipo de suspensiones con capacidad de interpretar el firme mediante elementos electrónicos pasivos (reactivos) y adaptativos modificando la amortiguación a tiempo real en menos de una fracción de segundo.


Honda da un paso más allá de las suspensiones electrónicas en la capacidad automatizada de regulación según el firme. Según estas patentes filtradas, Honda emplearía componentes sensibles pasivo-reactivos y adaptativos a las irregularidades del asfalto para ir ajustando en tiempo real la amortiguación de las suspensiones. Esto sería un sistema capaz de aprender a amortiguar el firme por el que se está circulando de manera artificial, logrando un setting apropiado para el firme encontrado en la siguiente fracción de segundo.

Para ello se sirve de un acelerómetro situado en el eje de la rueda delantera, del tamaño de un sensor ABS, tomando información en vectores verticales hasta 1000 veces por segundo.

Gracias a estos componentes reactivos, desde Honda parece ser que han conseguido un sistema capaz de predecir la amortiguación necesaria en el tren delantero gracias a la toma de datos y oscilaciones de la rueda delantera, todo ello tomado en consonancia entre dos rangos preestablecidos.

En esta imagen encontraríamos dicho sistema sensitivo y reactivo en las piezas figuradas con el número 50. Para que nos hagamos una idea del tamaño total podemos tomar como referencia la pinza freno.

Y en esta otra imagen (abajo) podemos apreciar el sistema holográfico en el que Honda demuestra la inteligencia artificial que su novedoso sistema es capaz de interpretar y ejecutar. La medición AB le otorga al sistema información durante una fracción de segundo, luego se toma una segunda medición AB. La diferencia entre estas dos medidas es la que indicará a la moto en qué tipo de terreno o firme se encuentra en la próxima fracción de segundo.

Al detectar una desaceleración entre dos puntos y el tiempo que conlleva pasar del punto más alto (A) al más bajo (B) la moto es capaz de conocer el tipo de superficie por el que se está circulando, ya sea una superficie plana y lisa (tiempo AB corto) o un firme irregular y bacheado (tiempo AB más largo). Con esta información, Honda es capaz de diseñar una suspensión reactiva, logrando en cierto modo una suspensión con inteligencia artificial.

La moto sobre la que está basada esta patente es la Honda CRF450L de off-road, indicando serias pretensiones sobre su futuro.