Bastidor monocasco para una nueva Fireblade SP 

Honda ha patentado un nuevo chasis para una nueva deportiva con un innovador bastidor monocasco y subchasis trasero que se aleja del actual concepto de doble viga de aluminio de la CBR1000RR-R Fireblade SP 2020.


Esta es la segunda temporada que la Honda CBR1000RR-R Fireblade SP disputa el WorldSBK. La actual Superbike del ala dorada ha pasado por el campeonato de motos de serie sin pena ni gloria, logrando tres terceros puestos de Álvaro Bautista como mejor resultado, aunque mejorando a su predecesora con creces. En el Campeonato de Constructores del WorldSBK 2021, Honda es la quinta y última marca de la parrilla, viéndose superada por BMW, Kawasaki, Ducati y Yamaha.

Por ello, Honda está preparando una nueva ‘Espada de Fuego’, según ha informado Bennetts tras desvelarse nuevas patentes. Teniendo en cuenta que el reglamento de WorldSBK permite realizar cambios en basculante, subchasis trasero o parte ciclo, pero no en el chasis o en la geometría, Honda creará una nueva estructura para volver a ser competitivos.

Las patentes desvelan un bastidor monocasco que se aleja del actual concepto de doble viga de aluminio. Esto supondrá la unión del motor al chasis como un elemento más del conjunto. Este nuevo bastidor presenta tres partes claramente diferencias. La primera va de la pipa de dirección a la parte superior del motor, formando una 'N' y aprovechando el espacio restante para instalar la caja del airbox, una pequeña batería y parte de la electrónica de la moto.

Adoptando conceptos de la Panigale y la RC213V


La parte trasera del chasis recuerda al de la Panigale V2 y V4, formando un puente entre el motor y el basculante, sirviendo como punto de anclaje para el amortiguador trasero y las estriberas del piloto. Sin embargo, a diferencia del resto de motos de serie para Superbike, esta presenta una pieza autoportante que hace la función de subchasis trasero y que al mismo tiempo alberga el depósito de combustible, justo debajo del asiento, al igual que la RC213V de MotoGP.

También destaca un nuevo marcador, donde se usa un tacómetro analógico para las revoluciones por minuto, que están fijadas 14.000 rpm. Estas nuevas patentes no garantizan una nueva Superbike de serie por parte de Honda. No sería la primera vez que unas patentes quedan en el aire, pero podría ser el camino de la fábrica japonesa para conquistar de nuevo Superbike.

Deja una respuesta

Volver a la home