Un fotógrafo ha capturado la nueva Honda CBR1000RR 2020 en pruebas

Honda parece tener ya encauzada la que sería la nueva Honda CBR1000RR Fireblade 2020, aquella de la que hace poco hablábamos con patentes de alerones retráctiles registradas. Un fotógrafo la pudo fotografiar por casualidad en una jornada de tests en Motegi.


Uno de los secretos peor guardados de la industria del motociclismo podría ser la nueva Honda CBR1000RR Fireblade 2020. Desde hace meses que vamos teniendo información acerca de este nuevo modelo, con aquellas patentes filtradas donde podíamos apreciar no solo un nuevo frontal (muy similar al de la ZX-10R) sino un sistema de alerones retráctiles. Todo ello se refuerza con el fichaje de Álvaro Bautista con HRC Honda para la temporada 2020 en el Campeonato del Mundo de Superbikes.

Honda lleva varias temporadas cuyo buque insignia en el campo deportivo, la CBR1000RR Fireblade, navegaba en un mar de incertidumbre y poca evolución tecnológica. Su equipo oficial en WSBK desapareció, e incluso dejó de se la marca referente en carreras como el TT de la Isla de Man. Llegados este punto la marca del ala dorada ha decidido recuperar su hegemonía y se han puestos manos a la obra. Honda parece estar desarrollando una nueva Fireblade cuyo cambio sea tan radical respecto su predecesora, que volverá a recuperar la referencia de la categoría de los 1000 cc.

Ahora nos llegan unas interesantes fotos que muestran un prototipo tangible y activo. A pesar de ser unas "fotos espía" y de llevar una carrocería completamente camuflada, ya podemos ir apreciando algunos aspectos técnicos y vislumbrar su comportamiento. Las fotos fueron tomadas por un fotógrafo japonés (Twitter @n_mode_log) que acudió al circuito de Motegi para cubrir una carrera de turismos. Su sorpresa fue mayor cuando al llegar se encontró con una moto camuflada rodando en solitario.

En estas fotos podemos apreciar la entrada de aire frontal de forma trapezoidal, un carenado más entero y sin tantos pliegues, y por supuesto los alerones laterales exactamente iguales a los presentados y retratados en aquellas patentes de hace unos meses.

A pesar de estos cambios, si encontramos un diseño de perfil muy similar al modelo actual, incluso con cierta influencia de su prototipo de MotoGP.

Otro detalle que hemos podido apreciar es el tren delantero, en algunas fotos aparece con una horquilla Showa SFF-BP, y en otras con un tren delantero Öhlins. Estos cambios podrían justificar la existencia de versiones especiales más equipadas como la SP o SP2.

Respecto al motor poco podemos decir salvo que mantiene su estructura tetracilíndrica en línea (el sonido tetracilíndrico la delata), a pesar de que las tapas del motor son diferentes, así como la posición de la caja de cambios.

Por último, si nos fijamos con cierto detalle, podemos apreciar unas pinzas de freno Brembo GP. Este tipo de pinza de alto rendimiendo se escapa claramente a los costes de una moto de producción en serie, por lo que no estamos tan seguros de que sean las pinzas que finalmente equipará la Honda CBR1000RR Fireblade 2020 ... podría ser una opción para la versión SP, pero de igual modo siguen siendo un componente muy costoso. Dicho esto nos atrevernos a pensar que podría tratarse de una primera prueba de la futura moto de Álvaro Bautista... quién sabe.

Seguramente estén ultimando detalles y quizá, con un poco de suerte, podamos ver esta nueva promesa japonesa en el Salón EICMA de Milán dentro de unas semanas. Hasta entonces las cifras de precio, potencia y peso se escaparán a nuestro conocimiento, dejando simplemente la tentativa de elucubrar..¿alcanzará la frontera de los 215 cv en el que se encuentran algunas superbike europeas? ¿Buscará una franja más cercana a los 200 cv tal y como hace Yamaha, Suzuki y Kawasaki?