Para la VTR-300 Turbo

Benda ha presentado los documentos para una patente que deja ver un nuevo motor bicilíndrico sobrealimentado, un propulsor que concuerda con los registros de diseños presentados para su nueva moto Benda VTR-300 Turbo.


Hace solo unas semanas te hablábamos de que se habían filtrado los primeros bocetos de un nueva nueva moto deportiva, la Benda VTR-300 Turbo. Hace un año nos dejaron ver su silueta, pero hace poco salieron a la luz las primeras patentes que nos dejaban ver cómo sería su diseño y algunas de sus características, pero debajo del carenado era difícil ver nada. Ahora lo que se ha filtrado es la patente de un nuevo motor de Benda y en sus documentos sí que podemos apreciar muchas cosas, como por ejemplo su sistema de sobrealimentación.

Las imágenes las han publicado los compañeros de CycleWorld, que no se les escapa una. Nosotros ya el verano pasado te hablamos de los nuevos proyectos de la marca china, entre los que además de esta VTR-300 se encontraban otros modelos como la LFC 700, la LFS 700 o la Benda BD500. La VTR-300 está tardando más en salir, pero efectivamente que ese nuevo motor bicilíndrico 300 esté sobrealimentado, es algo que realmente llama la atención.

Benda VTR 300 Turbo teaserLo que ahora vemos efectivamente nos deja pensar en un motor sobrealimentado, pero ojo, de una manera que no es un turbo convencional, sino con otro sistema de accionamiento mecánico. Es cierto que Benda utiliza denomina la moto como VTR-300 Turbo, pero al menos en estos bocetos presentados para su patente no se ve tal cosa. En todo caso, lo que podemos apreciar es un sobrealimentador que curiosamente parece estar impulsado desde el árbol de levas. Esa sobrealimentación podría hacer que los 30 CV que de por sí podría dar este motor, pudiesen ascender hasta una cifra que ronde los 50 CV.

El siesta que deja ver el boceto es bastante peculiar. En lugar de ser accionado desde el cigüeñal, el diminuto sobrealimentador está montado en una de las culatas del motor y obtiene su impulso desde árbol de levas. De manera que el aire de admisión se comprime y se empuja a través de un intercooler y un solo cuerpo del acelerador, para luego pasar a través de un conducto en forma de Y hacia los puertos de admisión de ambos cilindros. Como el árbol de levas se mueve más despacio que el cigüeñal, ese velocidad se debe maximizar para conseguir que el sobrealimentador llegue a todo el rango de revoluciones, de manera que se emplea una transmisión de relación variable, como la que usa un scooter, para adaptarse a cada momento.

Por lo que, cuando parecía que la Benda VTR-300 Turbo se estaba quedando estancada en comparación con otros modelos de la marca que habían continuado su evolución y alcanzado su lanzamiento, estas nuevas patentes nos confirman que el proyecto va viento en popa.