Cuando allá por abril de 2009 me decidí a tener un blog en el que hablaba de las carreras de motos, apenas podía pensar en lo que poco a poco se fue convirtiendo. Sin pensarlo siquiera, fue como una bola de nieve que cada vez es más grande, y me vi conociendo mucha gente relacionada con el motociclismo. Eso hizo que en 2011 aterrizara en una sala de prensa, con un pase que me daba acceso total a los entresijos del por entonces CEV Buckler. Y confieso que estaba muy perdido, pero también pude poner cara a muchos profesionales ese fin de semana, entre ellos a José Benavente. Tras viajes e innumerables horas enfrente de un ordenador, aterrizo aquí gracias a él, en un pequeño rincón en el que os contaré como veo las carreras cuando no estoy en un circuito, cuando las veo “desde el sofá”.

Y para ello os aviso que siento admiración extrema por Valentino, debilidad con Marc, respeto por Jorge y esperanza con Dani. Pero sobre todo, que soy muy patriota con los españoles, y la verdad es que se me ven los colores… Espero que tengáis en cuenta que este pequeño blog es de opinión, y que ni mucho menos quiero que estéis de acuerdo conmigo. Aquí hablo de cómo veo yo las motos, nada más. Y si a veces no soy políticamente correcto, me gustaría que no lo tuvierais mucho en cuenta, porque todos llevamos un “tifossi” en nuestro interior.