Novedades en la gama de Beta enduro 2020

Las Beta Xtrainer, disponibles en cilindradas de 250 y 300 cc 2 tiempos, se renuevan en 2020 aprovechando el desarrollo de la gama RR pero siendo más accesible para un público más amplio. ¡Descúbrelas!


Beta es una de las marcas que están mejorando su desarrollo a pasos agigantados y, a pesar de ser una empresa mucho más pequeña, consigue poner en aprietos a sus rivales de marcas de dimensiones considerables. La firma italiana no lo borda con sus Beta RR 2020 de enduro 'puro',  sino que también aprovecha ese desarrollo para lanzar una nueva edición de las Beta Xtrainer, modelos 2 tiempos de enduro, también con el foco puesto en la calidad y en las prestaciones, pero en este caso priorizando la manejabilidad y el acceso a todo tipo de público, ya sea experto o aficionado principiante.

La Beta Xtrainer 250 y 300 lucen un nuevo y espectacular diseño en 2020, pero sobre todo aprovechan las novedades de sus hermanas RR, mejorando así sus prestaciones sin renunciar, eso sí, a su facilidad de uso. Responde, por tanto, a los que buscan una moto de enduro de altas prestaciones, pero con un abanico más amplio de tipos de uso, incluso en el enduro extremo.

Sus ingredientes principales son una entrega de potencia dócil y lineal, la Beta Progressive Valve (permite al motor una excelente adaptación de las prestaciones a lo largo de toda la gama de revoluciones, gracias a una sencilla regulación desde el exterior), una altura del asiento rebajada a 910 mm (930 mm las RR), peso contenido (98 kg), engrase automático y neumáticos de compuesto blando. En concreto, descubre las mejoras en cada apartado de las Beta Xtrainer 2020:

Diseño

  • Nuevos deflectores de depósito.
  • Nueva mascarilla de faro.
  • Guardabarros delantero con geometría de grosor variable: para reducir el peso y maximizar la rigidez.
  • Nueva protección del manillar.
  • Nueva instrumentación digital, con un nuevo soporte de la misma.

Motor

  • Incorporación de un eje de balance: reduce las vibraciones aumentando la inercia y mejorando la curva de entrega de potencia. Esto aumenta la facilidad de pilotaje de la moto en toda la curva de potencia del motor.
  • Nuevo cigüeñal: revisión de la inercia general del sistema tras la incorporación del eje de balance. Aumento de la lubricación de la superficie de la bancada y mejora el giro del motor gracias a la reducción de la fricción de deslizamiento lateral.
  • Discos de embrague: rediseñados para una actuación más suave y controlada.

Parte ciclo

  • Basculante modificado: más largo, para una mayor estabilidad y tracción.
  • Horquilla: mejor controlada y más eficaz frente a impactos violentos.
  • Amortiguador: más eficaz frente a impactos fuertes.
  • Nueva guía de cadena: más larga, adaptada al nuevo basculante.
  • Relación de cambio más larga: adaptada a la nueva entrega de potencia del motor.
  • Interruptor de cambio de mapa.