Probamos la nueva Benelli Leoncino 125 2022

Benelli presenta la más pequeña de su familia Leoncino, una “leoncito” válida para el carnet A1 y el B de coche creada a imagen y semejanza de sus hermanas mayores, aire neo-retro y lista para comerse la ciudad.


La Benelli Leoncino 125 2022 en 5 tweets

  • Es una 125. Es decir, perfecta para el carnet A1 o el B de coche (con 3 años de experiencia).
  • Diseño 100% italiano. Cada línea se cuida con esmero y se inspira en sus hermanas mayores.
  • Una buena parte ciclo. Con horquilla invertida de 35 mm y freno delantero de 280 mm.
  • Ergonomía cómoda y ligeramente "al ataque" con los estribos retrasados.
  • Si quieres más información de esta moto, entra en la ficha técnica de la Benelli Leoncino 125 2022.

Benelli pone en escena su nueva Benelli Leoncino 125, la moto 125 que a partir de ahora indicará la puerta de entrada a la familia scrambler de la mítica firma italiana. Un modelo muy esperado y con mucho recorrido por delante que espera cosechar ahora los éxitos obtenidos hasta ahora por sus hermanas Leoncino 250, Leoncino 500 y Leoncino 500 Trail, como una moto apta para todos los públicos y con una más que interesante relación calidad/precio. 

Para este 2022 Benelli nos había prometido alguna que otra sorpresa, y algunas ya están saliendo a la luz y llegando a sus concesionarios. Si hace unos días os contábamos cómo son y cómo van las nueva Benelli Leoncino 800 y Leoncino 800 Trail tras asistir a su presentación internacional en Italia, hoy os traemos la más pequeña de las Leoncino, una 125 que muchos estaban esperando para poder entrar en la estilosa familia scrambler de Benelli sin necesidad de tener carnet de moto. 

La familia Leoncino no hace más que crecer, y es que desde que la marca italiana forma parte del gigantesco grupo chino Geely su gama no ha hecho más que aumentar. Y aunque en Italia está arrasando con modelos como la TRK 502, sus éxitos no entienden de fronteras y también se ha hecho un importante hueco en países como España. Ahora, con esta Leoncino 125, creada ex profeso para el mercado europeo y diseñada y desarrollada en Italia, Benelli tiene por delante un nuevo campo de acción en el que atraer y cautivar a un buen número de nuevos seguidores.

Para poder probarla por primera vez y que así os podamos contar cómo es y cómo va la nueva Leoncino 125, Benelli nos convocó en la ciudad de Sevilla. Allí, entre calles estrechas en las que poner a prueba su agilidad, y carreteras de circunvalación en las que sacarle partido a su motor, hemos podido poner a prueba la pequeña ‘Leoncito’ italiana, y a continuación os contamos nuestras conclusiones. 

Equipamiento

  • Casco: Bell Moto-3
  • Gafas: Oakley Troy Lee Designs
  • Chaqueta: Hevik Mustang
  • Pantalones: Rev'it Philly 2
  • Guantes:Held Desert
  • Botas: TCX Jupier EVO Gore-Tex

Opinión

Lo mejor

Podría mejorar

  • Diseño
  • Agilidad y manejabilidad
  • Comportamiento general
  • Tacto motor en medios
  • Sin ABS
  • Vibraciones a altas vueltas
  • Instrumentación sencilla

Precio de la Benelli Leoncino 125 2022

El precio de la Benelli Leoncino 125 (3.290 €) podríamos compararlo con el de su hermana Benelli BN 125 (2.799 €), modelo que se enfrenta a las naked 125 tradicionales.

El aire neo-retro de la Leoncino nos hace pensar en modelos que tienen cierto aire vintage como pueden ser la Husqvarna Svartpilen 125 (4.949 €), la Honda CB125R (4.825 €), la Yamaha XSR125 (4.499 €), la Zontes G1-125 (3.195 €), la Hanway SC 125 S (2.895 €) e incluso la MH Revenge 125 (2.295 €).

Rivales de la Benelli Leoncino 125 2022

Ver más

Cómo es la Benelli Leoncino 125 2022

Hagamos un ejercicio de memoria: ya hubo una Benelli Leoncino 125. La Leoncino apareció por primera vez en 1951 y lo hizo en dos versiones, con 98 cc y 125 cc. En aquel momento, hace ya más de 70 años, fue un modelo que causó sensación, y el objetivo de esta nueva Leoncino 125 es igualmente ambicioso. Mucho ha llovido desde entonces, pero ahora, con un mercado de la moto en el que las 125 pueden llevar la voz cantante, la Leoncino 125 vuelve a tener una oportunidad de éxito. 

Nada más verla te acuerdas de cuando tenías 16 años y soñabas con tener una moto así. Y es que gracias a su motor monocilíndrico de refrigeración líquida, 125 cc, 4 válvulas, 12,8 CV de potencia a 9.500 rpm y 10 Nm de par a 8.500, la más pequeña de las Leoncino se puede conducir tanto con el carnet A1 como con el carnet B de coche si se tienen más de 3 años de experiencia con él. Es decir, igual la puede disfrutar un joven de 16 años que un usuario más veterano que, tras años sobre cuatro ruedas, quiere empezar a experimentar cómo es esto del mundo de las dos ruedas, y quiere hacerlo con estilo.

Para que esta nueva generación de la Leoncino fuera una apuesta segura se ha optado por una chasis multitubular de acero que, como ves, además de parte estructural también tiene un importante papel estético en la moto. Es seña de identidad. A él se una delante una horquilla invertida de barras de 35 mm y detrás un monoamortiguador central regulable en precarga. Ambas llantas son de 17”, de aluminio, con neumático 100/80 delante y 130/70 detrás. El equipo de frenos lo compone un disco delantero de 280 mm y otro trasero de 220, con pinza de tres pistones delante y de dos detrás con sistema CBS combinado, ya que la Leoncino 125 no tiene ABS. Algo que permite ajustar el precio poner las cosas más fáciles a los menos expertos, pero que no transmite tanta seguridad como un sistema antibloqueo.

Estéticamente sigue la línea de sus hermanas mayores, con formas redondeadas y suaves, un faro redondo de gran personalidad, un depósito que se mueve entre lo clásico y lo moderno, y un manillar ancho que permite un gran control en marcha. La iluminación es Full-LED y el cuadro de instrumentos totalmente digital. Algo de lo que enseguida te contaremos un poco más. En cuanto a su decoración, la Leoncino 125 está disponible en cuatro colores: verde, rojo, blanco y gris.

Ver más

Probamos la Benelli Leoncino 125 2022

Para conocer el comportamiento de la nueva Leoncino 125 el equipo de Benelli nos preparó una ruta principalmente urbana por la ciudad de Sevilla, pero con también algún que otro tramo por vías rápidas de circunvalación para que pudiéramos comprobar las prestaciones de su motor. 

Lo primero que nos llama la atención al ponernos a los mandos de la Leoncino 125 es su posición de conducción. El asiento está a 795 mm del suelo, por lo que es accesible a la mayor parte del público y no le complica la vida a los usuarios menos expertos. El manillar es ancho y a una distancia natural. El mullido del asiento es cómodo. Pero cuando nos ponemos en marcha y ponemos los pies en los estribos vemos que se encuentran bastante retrasados, en una posición bastante deportiva, lo que hace que carguemos un poco más sobre el manillar. Esto nos chocó un poco, porque instantes antes de subirnos en la 125 nos habíamos bajado de las nuevas Leoncino 800, y en las grandes no habíamos tenido esa sensación. Eso sí, a pesar de ser una moto 125 no hemos tenido sensación de estrechez o incomodidad a pesar de que en mi caso mi estatura ronda el 1,80 metros, y eso es algo que no puedo decir en todas las 125.

El motor se mueve bien y con soltura, le gusta encontrarse a medio régimen, donde disponemos de un rango de revoluciones muy aprovechable. Cuando nos desplazamos a la parte alta del tacómetro es donde salen a relucir los casi 13 CV que entrega el motor y donde aparece la diversión, por lo que podemos buscarle las cosquillas si lo que nos apetece es un poco de conducción deportiva. Cuando sobrepasamos las 9.000 vueltas la entrega se mantiene bien, pero las vibraciones comienzan a tomar el protagonismo de la situación, no tanto en las manos como en los pies y en el asiento, por lo que no se vuelve muy agradable mantenernos ahí. De ahí que al final, para un uso normal, agradezcamos que a revoluciones medias sea un motor que recupere bien y muestre la alegría suficiente. Siempre teniendo en cuenta que es un 125 4T Euro5, claro. Aunque diremos, eso sí, que la Leoncino 125 es capaz de alcanzar los límites de velocidad legales, en cualquier tipo de vía.

En nuestra ruta por Sevilla pasamos por calles muy distintas, y eso nos sirvió para comprobar que la parte ciclo transmite sensaciones muy buenas. Lo hemos sentido tanto en curvas rápidas, en las que las suspensiones nos han mantenido en el sitio con firmeza en todo momento, como en calles adoquinadas, en las que el confort en marcha no ha sido un problema. La agilidad es tremenda en todo momento, el peso en orden de marcha es de solo 145 kilos y eso nos da alas al movernos en el tráfico urbano. Sí es cierto que de la frenada podíamos esperar un poco más, sobre todo en el tren delantero, en el que tenemos que insistir con un par de dedos hasta que notamos llegar la potencia, aunque también es cierto que nuestras unidades aún tenían pocos kilómetros de rodaje. La frenada combinada es de gran ayuda para los menos expertos y estabiliza la moto cuando frenamos, pero haber optado por un buen ABS no habría estado nada mal, la verdad.

Agradecemos contar con una instrumentación clara y totalmente digital, con un tacómetro que rodea en forma de círculo un gran velocímetro central y con dígitos grandes. Sin embargo, la información que ofrece se nos ha quedado un poco corta. Revoluciones, velocidad, nivel de combustible, temperatura del motor y kilómetros (totales y dos parciales). Puede parecer suficiente pero… no podéis imaginar el tiempo que pasé intentando averiguar qué hora era, hasta que me di cuenta que no había reloj horario por ningún lado. Una ausencia un poco rara (y diría que hasta imperdonable) a estas alturas, la verdad.

Ver más

Conclusiones y opinión de la Benelli Leoncino 125

Una vez que la hemos visto de cerca, la hemos tocado, la hemos conducido y la hemos probado, tenemos claro que la Benelli Leoncino 125 es una de esas motos que llaman la atención. Vamos, de esas que no pasan desapercibidas por la calle. Benelli necesitaba una moto 125 con carisma y personalidad para contentar a sus más fieles seguidores, y en esta pequeña Leoncino tiene justo lo que necesitaba. Una moto de precio contenido, con un motor y una parte ciclo a la altura de las circunstancias para nuestro día a día y, sin duda, con una estética cuidada y atractiva. 

Si empezamos desde cero, la Leoncino es una perfecta candidata con la que comenzar a acumular experiencia y a disfrutar del hecho de conducir una moto, porque transmite un buen número de sensaciones. Pero también es una firma candidata para aquellos que tienen ya cierta experiencia y lo que quieren es una fiel compañera para el día a día que cuide el estilo y nuestra propia imagen sobre ella. 

Le podríamos pedir que tuviese un motor que alcanzase los 15 CV máximos que permite su categoría, sí. También que montase ABS, por supuesto. Pero entonces seguro que no estaríamos hablando de una moto diseñada al 100% en Italia y de solo 3.290 euros. Porque además, si le coges el gusto a esta Leoncino, lo bueno es que Benelli tiene para ti muchos otros modelos de mayor cilindrada para que sigas “creciendo” con ellos.

Ver más

Fotos de la Benelli Leoncino 125 2022

Fotos acción de la Benelli Leoncino 125 2022:

Fotos detalle de la Benelli Leoncino 125 2022:

Colores de la Benelli Leoncino 125 2022

Deja una respuesta

Volver a la home