Altísima demanda y cierre de reservas

La marca no ha querido morir de éxito debido a la altísima demanda que ha despertado la nueva Benda LFS 700. Por eso, ya no se aceptan pedidos o reservas de la nueva naked de 4 cilindros en línea. ¿Llegará a Europa?


Benda es una marca que el año pasado acaparó titulares con la presentación de la Benda LFC 700, una espectacular custom que sorprendía por su impresionante aspecto. Sin embargo, más allá de su estilo, muy en la onda de las últimas Ducati Diavel y XDiavel o Triumph Rocket 3, lo que llamaba la atención era su motor, un propulsor de 680 cc y, aquí viene lo sorprendente, de cuatro cilindros en línea, algo inaudito en este tipo de motos cruiser. Casi en paralelo, la firma china presentó también la Benda LFS 700, un modelo con la misma base, pero con un aspecto más deportivo (parece inspirada en el flat-track) y más cercano al mundo naked, algo que seguramente le permite tener un usuario potencial con un abanico más amplio.

En el clavo. La Benda LFS 700 llegó al mercado hace pocos meses en China y ha logrado recabar un gran interés. Tan alta ha sido la demanda que la marca se ha visto obligada a cerrar las reservas para poder hacer frente a la demanda. Desde luego, es comprensible teniendo en cuenta que se anunciaba un precio equivalente a menos de 6000 euros... Además, hay que recordar que cuenta con componentes interesantes como suspensiones KYB o frenos Brembo de serie además de una pantalla TFT a color con conectividad.

El cuatro cilindros de la Benda LFS 700 consigue sacar algo más de 90 cv a 11000 rpm, unos números muy interesantes, sobre todo para el mercado asiático, donde son más populares las bajas cilindradas.

Parece que el despliegue de la Benda LFS 700 en Europa único modelo que mantiene esta disposición de motor en estas cilindradas y tipo de moto.