Impresionante experiencia con la Ténéré 700

La Yamaha Ténéré 700 ha vuelto a convertirse en nuestra moto para un desafío espectacular: correr y terminar la Bassella Race 1 2020 con una maxi-trail. Aquí nuestras primeras impresiones y resultados...


Este fin de semana hemos formado parte de uno de los eventos más entrañables y espectaculares del año motero en nuestro país, ya que hemos corrido la Bassella Race 1, seguramente la carrera off-road más multitudinaria que se celebra en España. Esta gran fiesta del enduro nos ha parecido un terreno inmejorable para poner en apuros la Yamaha Ténéré 700, una de las últimas trail que han llegado al mercado. Si hace pocos meses ya comprobamos que la nueva trail japonesa se movió como pez en el agua en el desierto durante el raid 1000 Dunas, era el momento de ir un paso más allá y situar a la bicilíndrica en un entorno más endurero y complicado.

Dicho y hecho, nuestro director, Juan Carlos González, y nuestro colaborador, Jaime Lozano (@cabrassobreruedas), pusieron rumbo a la localidad leridana con una unidad de Yamaha Ténéré 700 cedida por Yamaha Motor España y que contaba con neumáticos de puro enduro Dunlop Geomax EN91 y algunos accesorios para mejorar sus capacidades y su protección ante un desafío tan difícil.

Podio en maxi-trail y única trail en 'Amigos'


El sábado fue el momento de formar parte de la carrera específica dirigida para las maxi-trail. Juan Carlos se colocó en línea junto a otras 6 motos. La sorpresa llegó con el pistoletazo de salida cuando la Ténéré no sólo consiguió el 'holeshot' sino que se mantuvo en cabeza durante varias curvas. Poco después tuvo que ceder ante la presión de dos pilotazos como son Iker Iturregi y el grandísimo Iván Cervantes. Nuestro director se mantuvo firme en esta tercera plaza hasta el final logrando un magnífico resultado con la Yamaha.

Después de este aperitivo tan satisfactorio, el domingo venía el plato fuerte con la multitudinaria salida de la categoría 'Amigos'. Entre todas las motos de enduro sobresalía la Yamaha Ténéré 700 pilotada por Jaime Lozano, única trail de la carrera ante un desafío ilusionante: ¡acabar la Bassella Race 1 con una trail! El 'Cabras' afrontó el tramo de unos 60 km con gran concentración, ya que el recorrido era muy endurero e iba a ser muy difícil hacerlo con una moto de mayor tamaño.

Después de casi 5 horas de recorrido y muchos, muchos contratiempos, Jaime llegó a meta con la satisfacción de haber completado una carrera de enduro con una Yamaha Ténéré 700 de serie, todo un logro.

Esto sólo es un adelanto de toda la experiencia que os contaremos en pocos días... ¡Permaneced atentos!