Valentino Rossi regresa al escenario de su primer podio

Hace más de dos décadas que Valentino Rossi subió por primera vez al podio en el Campeonato del Mundo. Fue en 1996, en Austria, país que regresó al calendario después de una ausencia de 19 temporadas.


Pisar alguno de los tres peldaños del podio ha sido una tradición a lo largo de toda la carrera deportiva de Valentino Rossi. Y es que antes de volver a Austria en 2016, eran ni más ni menos que 215 ocasiones las que el italiano había subido al cajón a lo largo de las más de dos décadas que acumula como piloto mundialista, una cifra sólo al alcance de un genio de este deporte. Precisamente, el 4 de agosto de 2016 se cumplieron 20 años de la primera ocasión en la que Valentino lo consiguió, y fue justo en el mismo lugar que vuelve al Campeonato del Mundo este fin de semana: Austria.

A1 Ring, denominación que tenía antiguamente Red Bull Ring, acogía la décima cita de la temporada 1996, en la que empezó a forjarse la leyenda de Valentino Rossi o “Rossifumi”, el apodo que lucía en sus inicios en el Mundial inspirado por su ídolo Norifumi Abe. Por aquel entonces, el piloto de Tavullia aún tenía 17 años y entre sus principales rivales de futuro se encontraba uno de sus compatriotas, Ivan Goi, que era un año menor que él.

Aquella jornada en Austria marcó un antes y un después en la carrera deportiva de ambos pilotos italianos, que fueron dos de los grandes protagonistas de una carrera de 125cc en la que Tokudome salía desde la pole. Goi y Raudies consiguieron abrir hueco con respecto al nutrido grupo perseguidor, en el que Valentino Rossi tuvo un bonito mano a mano durante unas vueltas con Jorge Martínez “Aspar”. Finalmente, “Rossifumi” consiguió escalar hasta la tercera plaza y alzarse con su primer podio en el Mundial, un logro que llevaba ya buscando varias carreras pero que su fogosidad de debutante se lo había arrebatado a base de caídas.

Ivan Goi se hizo con la victoria y eclipsó la figura del 46, llevándose él la mayor parte de elogios de los medios italianos. Sin embargo, su trayectoria dio un giro radical después de este triunfo y nunca más volvió ni siquiera a subirse al podio, mientras que la tercera posición de A1 Ring le dio a Valentino el impulso que necesitaba en su carrera deportiva. Tanto fue así, que sólo dos semanas después logró una fantástica victoria en Brno, la primera de su vida, que se convirtió en el despegue definitivo de un piloto que actualmente tiene un lugar privilegiado en los libros de historia del motociclismo.

Aquel jovencísimo Rossi de sonrisa pícara y media melena escribió uno de los mejores recuerdos de su historia en Austria, donde al año siguiente Noby Ueda le arrebató la victoria por cuatro milésimas. Cuando ya habían pasado 20 años desde aquel primer podio, Valentino regresó a este trazado con unos datos increíbles a sus espaldas: 9 títulos mundiales, 114 victorias y 215 podios. El retorno al lugar en el que “Rossifumi” se hizo mayor.