Desarrollo indio muy atractivo

El Ather 450 Apex es un scooter eléctrico de corte urbano con prestaciones muy prácticas para el día a día. Sin embargo, su principal atractivo es estético gracias a sus paneles transparentes.


Es difícil destacar con un nuevo scooter eléctrico en un escenario en el que hay decenas de nuevas marcas y nuevos modelos aportando su granito de arena en el panorama de la nueva movilidad mundial. El Ather 450 Apex lo hace gracias a su estética. La marca india ha dotado a esta nueva variante de una cualidad que lo hace muy atractivo. Y es que le ha instalado en la parte trasera del vehículo unos paneles laterales transparentes por fuera y traslúcidos por dentro. De esta manera, se ve el chasis multitubular por dentro y crea una profundidad pocas veces vista en un scooter. Quizá en el resto del modelo no veamos otros atractivos tan dignos de mencionar, con una combinación de colores naranja y azul que no va más allá.

Esta solución ya la vamos a ver en nuestro mercado de la mano del Honda SH125 Vetro, la edición especial del popular Scoopy que se caracteriza precisamente por los paneles semitransparentes del carenado de color verde y que además produce un 9,5% menos de emisiones de CO2 en su fabricación durante un año.

Ather 450 Apex 5En cuanto a las prestaciones, el Ather 450 Apex está enfocado al uso urbano, con un motor que mejora a sus predecesores desarrollando 9 cv de potencia nominal y un par motor de 25,76 Nm. Éste lo empuja hasta una velocidad de 40 km/h en sólo 2,9 segundos mientras que su velocidad máxima supera los 100 km/h. La batería cuenta con una capacidad de 3,7 kWh que le permiten tener una autonomía máxima cercana a los 160 km. El usuario puede elegir entre diferentes modos de conducción (Smart Eco, Eco, Ride, Sport y Warp+) con los que obtener diferentes prestaciones y autonomías de manera inversamente proporcional.

Ather 450 Apex 10Otra curiosidad del Ather 450 Apex es la manera de frenar. Al soltar el puño, los frenos se activan y no necesitas aplicar fuerza en las manetas de freno. Esta maniobra, a la que suponemos hay que acostumbrarse, se realiza combinando una frenada regenerativa de energía y con un disco de freno delantero de 200 mm y otro trasero de 190 mm. La marca india asegura que consigue una eficacia reseñable, deteniendo el scooter eléctrico desde 60 km/h a cero en sólo 28,6 m.

En el campo de las suspensiones, vemos una horquilla telescópica delantera y un monoamortiguador trasero. Cuenta con luces LED, pantalla digital táctil, asistente de arranque en pendiente y bajo el asiento dispone de una capacidad de 22 litros. Declara un peso de 111 kg y se vende en la India a un precio de unos 2.100 euros aunque no parece que se vaya a exportar fuera del país conocido también como Bharat.