El circuito de Assen ha llevado a cabo una reforma en su icónica chicane, escenario de un controvertido duelo entre Rossi y Márquez en la prueba de MotoGP en 2015.

Después de la polvareda que levantó -literalmente- la acción entre Valentino Rossi y Marc Márquez en el final de carrera del año pasado en Assen, el trazado holandés ha llevado a cabo una remodelación en su chicane para tratar de evitar este tipo de polémicas en el futuro.

Se ha añadido una pequeña escapatoria que amplía la zona asfaltada para no tener que salir a la tierra en casos como el de Rossi y Márquez pero que, obviamente, no podrá ser usada en condiciones normales, ya que el reglamento evitará que pueda ser aprovechada para obtener ventaja. En 2015, el duelo en la categoría reina no fue el único desenlace comprometido, puesto que en la segunda manga de la Red Bull Rookies Cup el segundo clasificado también se vio obligado a acometer la chicane por la tierra después de entrar colado.

Franco Uncini, Responsable de Seguridad de MotoGP, ya ha podido ver el nuevo aspecto de la chicane en la Catedral del motociclismo y le ha gustado los resultados.