La UE estudia la implantación obligatoria del Asistente de Velocidad Inteligente

Los vehículos incluirían de manera obligatoria el Asistente de Velocidad Inteligente ISA si la medida sale adelante. Este sistema de seguridad avisa del exceso de velocidad, pero también actúa sobre el encendido para reducir la velocidad si sobrepasas el límite.


Los fabricantes y las autoridades no cesan de buscar los mejores sistemas de seguridad para reducir los accidentes de tráfico o paliar las lesiones sufridas. Uno de los últimos sistemas de los que más se está hablando es el Intelligent Speed Assistance (ISA). Este Asistente de Velocidad Inteligente, en español, podría convertirse en un elemento obligatorio para todos los coches y todas las motos a partir del año 2022. El Parlamento Europeo está estudiando la propuesta de un sistema que llegaría a cortar encendido si el vehículo sobrepasa el límite de velocidad de la vía por la que circula.

El sistema lee las señales mediante cámaras o interpreta la velocidad máxima gracias a la situación del vehículo por GPS comparada con información cartográfica y sus correspondientes límites. El propio asistente de velocidad inteligente avisa con algún tipo de señal luminosa o sonora, incluso con ciertos estímulos en el volante o el pedal del acelerador (manillar y puño, en el caso de la moto). Si se mantiene el exceso de velocidad, el vehículo llega a reducir la velocidad por sí mismo.

Ya existen modelos de coche con estos asistentes de velocidad inteligentes ISA, un elemento que podría hacerse tan obligatorio como el ABS o los límites de emisiones.

Veremos cuáles son los derroteros por los que discurre el Asistente de Velocidad Inteligente y su incidencia en la siniestralidad y en la reducción de multas por exceso de velocidad. De momento, en España la DGT es una de las que defienden su implantación. La semana que viene saldremos de dudas en las sesiones plenarias correspondientes.