Una pieza única

Aquí donde la ves, esta moto tan espectacular está basada en una vieja Ducati Monster 600. El preparador Jim Alonze ha hecho diabluras con ella hasta dar forma a esta Ducati 600 Special que está buscando un nuevo hogar.


Posiblemente las Ducati sean unas de las motos que más se prestan a la personalización, preparación y transformación. Y, dentro de la familia italiana, quizá la Monster siempre ha sido uno de los modelos más propicios para ello. En este caso, esta espectacular Ducati 600 Special está basada en una antigua Monster 600, pero de ella poco queda más que el motor.

Esta obra de arte sobre ruedas es obra de Jim Alonze y, si te fijas, merece la pena detenerse a observar cada uno de sus detalles porque toda la moto es una auténtica virguería. Oficialmente su nombre completo es Alonze Ducati 600 Special y se dejó ver por primera vez The Bike Shed.

Ducati 600 Special 4

Ducati 600 Special 3Como puedes ver en el perfil de Instagram del propio Jim Alonze el preparador británico tiene predilección por los chasis enrejado de acero inoxidable, dejando a la vista una figura esbelta y delgada.  Alonze dice que sus creciaciones, en particular la Ducati 600 Special, están inspiradas en las motos de competición, y que el Ducati L-Twin 600 era el motor perfecto para su construcción por sus esbeltas proporciones.

Aquí todo lo que ves está hecho a mano, como antiguamente. Dice el autor que todo comenzó con un pequeño boceto, sin CAD ni renderizados sofisticados, y que todo se ha llevado a cabo como en la antigua usanza. Al chasis se le une un brazo oscilante del mismo estilo que el bastidor, tal y como pasa también con la horquilla, que sigue un diseño enrejado, y que se sirve de un un amortiguador de bicicleta de montaña alojado en el medio, justo detrás del carenado delantero.

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by @jimalonze

Ducati 600 Special 2La elegante y llamativa línea de la moto se consigue a través de una carrocería cuidada y estilizada.  Se basa en un monocasco de fibra de carbono diseñado expresamente para encajar a la perfección sobre la estructura de la moto. Para mantener el aspecto minimalista de la moto Alonze instaló un conjunto completo de componentes electrónicos Moto Gadget con un arranque de proximidad habilitado para Bluetooth. Incluso vemos intermitentes LED integrados.

El motor es un viejo conocido, pero no por ello se desmerece cierto protagonismo. The Bike Shed afirma que ha sido completamente reconstruido y que en su origen ofrecía una potencia de 53 CV, lo que no está nada mal para una moto tan sumamente sencilla y ligera como esta. El escape, que sin duda no pasa desapercibido, es un sistema completado de titanio fabricado por Alonze.

La Ducati 600 Special es una pieza única, de auténtico coleccionista. Si te consideras digno de tenerla en tu garaje has de saber que la moto está a la venta a un precio de 40.000 libras, que son unos 46.000 euros.