El piloto valenciano llega en 2016 al Mundial de Moto3 enrolado en las filas del Team Estrella Galicia 0,0, equipo con el que sube desde el FIM CEV después de rozar el título de este certamen el pasado año.

Arón Canet se enfrenta este año al desafío que supone estrenarse en el Campeonato del Mundo de Moto3. El joven piloto valenciano de sólo 16 años cuajó una excelente temporada en el FIM CEV 2015, donde una desafortunada lesión en Jerez le hizo perder sus opciones de título cuando lideraba el certamen con 40 puntos de ventaja. Con este rendimiento como aval, el Team Estrella Galicia 0,0 decidió ofrecerle un asiento en el Mundial para esta temporada.

Las cosas no empezaron bien en 2016 para el de Corbera después de romperse la tibia de su pierna izquierda en enero cuando entrenaba motocross. Este hecho le hacía llegar aún mermado a los test de Jerez, en los que acabó 18º: «Físicamente estoy bastante tocado todavía. Me encuentro a un 70% más o menos. He tenido dos lesiones seguidas, como si hubiera sido una lesión muy, muy grande que me han mantenido parado cuatro meses y esto pasa factura encima de la moto», nos comenta el valenciano.

Arón Canet

Pese a ello, el resultado no fue malo, puesto que en su primera prueba con el resto de pilotos mundialistas, acabó sólo a 1.2 segundos del mejor tiempo. Esto supuso una inyección de moral en su preparación antes de arrancar el campeonato: «Las sensaciones fueron muy buenas. Después de cuatro meses de parón, yo me esperaba quedar mucho más atrás y rodar mucho más lento, y el equipo también. Pero al final los resultados fueron una gran sorpresa para todo el equipo y para mí mismo. Ahora somos mucho más ambiciosos que antes de empezar el primer test y estamos muy contentos». La lesión le impidió probarse en profundidad en Jerez, realizando «de momento sólo tandas cortas».

De cara a los segundos test, que se disputarán del 11 al 13 de marzo en Qatar, Canet tiene claro el objetivo: «Seguir avanzando paso a paso, y tratar de ir mejorando poco a poco hasta ponernos en nuestro sitio». Su mayor vara de medir serán debutantes como Bulega o Mir, con los que el año pasado peleó por el título del FIM CEV. Pese a los grandes resultados de los otros rookies en Jerez, el valenciano es prudente todavía: «Esto se veía venir. Bulega siempre va muy rápido en Jerez y es muy buen piloto, pero esto no tiene que asustarnos».