Los excompañeros tendrán casi dos meses de recuperación

Jorge Navarro y Arón Canet se han sometido a sendas intervenciones quirúrgicas esta mañana. En el caso del piloto de Moto2 ha sido para dar solución al problema de su hombro izquierdo dislocado, mientras que al de Moto3 le han extraído la placa que fijaba su tibia izquierda después de su lesión de principios de año. Ambas se han saldado con éxito.



Arón Canet ha sido intervenido con éxito hoy por el Doctor Ginebreda en el Hospital Universitari Dexeus de Barcelona para quitar la placa que se le fijó a su tibia izquierda tras su fractura el pasado mes de enero. La lesión del debutante en el mundial se produjo mientras entrenaba Flat-Track en el circuito catalán de L’Ametlla, lo que le hizo tener que recuperarse a marchas forzadas de cara a los entrenamientos previos a su debut en el mundial.

«Hemos retirado el material de osteosíntesis de la tibia izquierda sin incidencias. La fractura se presenta consolidada. El diagnóstico es favorable, sin incidencias post operatorias», aclara Ginebreda, por lo que Canet ya ha recibido el alta y deberá guardar reposo durante los próximos cinco días.

Por su parte, Jorge Navarro también ha pasado por el quirófano esta misma mañana para solucionar su luxación del hombro izquierdo, un problema que le ha perseguido durante gran parte de la pasada temporada, y que se vio agravado en el pasado test de Valencia, cuando se le volvió a salir de su sitio mientras frenaba para entrar en la curva Bernat Martínez. Si hay un momento en el año para pasar por el quirófano es este, pues ambos pilotos no se subirán a sus motos hasta, al menos, 2017.

Buenos días! La operación ha ido genial! Ahora unos dias de descanso y vuelta a casa! 💪🏼🦁

A photo posted by Jorge Navarro Sanchez (@jorge_navarro9) on