Aprilia dará soporte de fábrica al equipo Milwaukee

La marca de Noale ha anunciado este miércoles su retorno al Mundial de Superbike de forma oficial para suministrar apoyo de fábrica al equipo Milwaukee, en el que militarán Eugene Laverty y Lorenzo Savadori.



Después de retirar su apoyo de fábrica en el Mundial de Superbike para centrarse en MotoGP, Aprilia ha decidido duplicar sus esfuerzos y regresar de forma oficial al certamen de las motos derivadas de serie para luchar por el título en 2017. La marca italiana ha llegado a un acuerdo con Shaun Muir Racing para las dos próximas temporadas, en las que pondrá en pista dos Aprilia RSV4, aportará material técnico, asistencia directa relacionada y apoyo de fábrica al equipo Milwaukee. Por tanto, Aprilia estará presente en Superbike de forma similar a como lo hacen en MotoGP con el Gresini Racing.

Pese a su marcha del campeonato como fabricante y aunque actualmente no invierte ningún recurso en el WSBK, Aprilia continúa representada en el Mundial de Superbike con el IodaRacing -propietario de dos RSV4-, equipo que subió al podio el pasado fin de semana de la mano de Alex De Angelis y donde también compite el italiano Lorenzo Savadori. Además, la fábrica de Noale dio soporte técnico durante 2015 al Red Devils Roma y consiguió tres victorias de la mano de Leon Haslam -2- y Jordi Torres -1-.

No obstante, este regreso oficial programado para 2017 supone un punto de inflexión para una marca que apuesta fuerte con tal de estar nuevamente en la cima del Mundial de Superbike, certamen que ganaron en 2010, 2012 y 2014. Aprilia quiere competir al máximo nivel y contará con una dupla de garantías con la que podría luchar por el título el año que viene.

Eugene Laverty y Lorenzo Savadori serán los dos pilotos que defiendan los colores de un Milwaukee Aprilia Racing que aspira a plantar cara a las Kawasaki, Ducati y BMW. Eugene Laverty, que regresará a Superbike después de dos temporadas en MotoGP, se mostraba muy satisfecho tras este acuerdo entre Aprilia y SMR Milwaukee: «Estoy emocionado de volver a Superbike con Aprilia y la RSV4, una moto con la que conseguí diez victorias y la segunda posición en el Campeonato. Espero ser capaz de reanudar ahí donde lo dejé con el apoyo de Aprilia y de un equipo fantástico como es el SMR. Todo está en su sitio para que seamos competitivos de inmediato».