La Aprilia RSV4 X, agotada

El sistema de reservas para comprar la Aprilia RSV4 X se inundó y en tan sólo unas horas, las 10 unidades fabricadas a un precio de casi 40.000 euros ya tenían nuevo dueño.


Desde el primer momento en el que se desveló la creación de la Aprilia RSV4 X, el interés por todos los amantes del motociclismo fue global. Las fotos y los detalles de esta brutal superbike corrían como la pólvora por sitios web escritos en todos los idiomas que te puedes imaginar. No es para menos. Estamos ante una auténtica moto de carreras, desarrollada directamente por el departamento Aprilia Racing de competición con el objetivo de rendir el máximo en el circuito.

La Aprilia RSV4 X, que efectivamente es una moto sólo para circuito, ha dado la sorpresa, ya que en tan sólo unas horas se han agotado los pedidos. Bien es cierto que la marca sólo disponía de 10 unidades, pero su cariz circuitero y su precio de lujo de casi 40.000 €, hacen que esta campaña de lanzamiento haya sido todo un logro.

Ya con la llegada de la Aprilia RSV4 1100 Factory, todos nos quedamos a cuadros por sus números y su cercanía con las motos que vemos en el mundial de SBK y MotoGP. Ahora se quiere conmemorar con esta edición 'vitaminada' X los 10 años del nacimiento de este modelo con motor V4. El sistema de reserva abierto en la web de Aprilia Factory Works se vio inundado de peticiones, pero sólo diez afortunados (y adinerados) aficionados son los nuevos propietarios de una superdeportiva italiana que ya es una pieza deseada por cualquier coleccionista. Los nuevos propietarios acudirán en persona a la fábrica de Noale, que abrirá sus puertas para hacer una entrega por todo lo alto.

Hay que recordar que la Aprilia RSV4 X ha bajado su precio hasta los 165 kg de peso, algo que se combina con componentes de primerísimo nivel como el carenado de carbono (con gráficos especiales como la Aprilia RS-GP de MotoGP), un depósito más ligero, las llantas de magnesio forjado Marchesini, neumáticos slick Pirelli o pinzas Brembo GP4-MS. Su poderoso motor V4 1100 rinde la friolera de 225 cv de potencia y dispone de detalles 'geperos' como la posición del punto muerto por debajo de la primera marcha. El panel de instrumentos es puramente de competición mientras que los detalles en aluminio pulido salpican toda la moto (palanca del embrague, protector de la palanca del freno delantero, protectores del cárter motor, estriberas ajustable, tijas y soporte de dirección superior). Cada unidad de Aprilia RSV4 X requiere de un ensamblaje manual con un ajuste posterior específico de tolerancias en cada pieza.

Si estabas pensando en comprar una Aprilia RSV4 X, ya es tarde... o no. Ahora seguro que puedes encontrar alguna de las diez a la venta en el mercado de segunda mano. Su precio seguro que se habrá multiplicado. ¡Suerte!

Otras Aprilia RSV4