«Tras 25 vueltas, sólo puedo decir una cosa: ¡¡¡WOW!!!», ha sido la primera reacción de Aleix Espargaró

Aprilia ha presentado en Sepang una moto completamente nueva que en los primeros días de trabajo ha asombrado a Bradley Smith y Aleix Espargaró, quien sólo la ha probado por ahora en la última jornada del Shakedown. Así es la novedosa Aprilia RS-GP 2020, una moto que ilusiona a los pilotos de Noale.


Mientras todas las marcas se han centrado en evolucionar sus motos de cara a 2020 antes de ponerlas en pista en los test de Sepang, hay sobre todo una que empieza el año con ilusiones y una moto bastante renovadas. Se trata de Aprilia, el fabricante que claramente tenía un mayor margen de mejora y que, al mismo tiempo, ha sido el que más ha trabajado técnicamente de cara a este 2020.

Ya desde el año pasado la firma de Noale avisó que trabajaría en el desarrollo de una RS-GP muy diferente a lo que habíamos visto hasta ahora, y lo cierto es que han cumplido sus promesas. La marca italiana regresó a MotoGP de manera oficial en 2015, pero lo hizo con una moto que no era más que una evolución de la ART que se llevó los títulos de 2012 y 2013 en la subcategoría Open, con la que Álvaro Bautista realizó un excelente trabajo durante los dos primeros años.

En 2017 nació una verdadera MotoGP en la histórica fábrica italiana, pero la segunda versión de la RS-GP no dejó de acumular sinsabores en los últimos años. Aleix Espargaró ha formado parte del proyecto desde entonces, al igual que lo han hecho otros como Sam Lowes (2017), Scott Redding (2018), Andrea Iannone (2019 y pendiente de una posible sanción por dopaje) y Bradley Smith (probador desde 2019), y ninguno de ellos ha tenido la más mínima oportunidad de optar a buenos resultados. De hecho, ningún compañero ha sido capaz de hacer sombra a Espargaró en estos últimos años.

Ni la llegada de Massimo Rivola como líder del proyecto (procedente de Ferrari F1) consiguió espolear a Aprilia, que necesitaba un lavado de cara urgente para dejar de verse abocado al 'farolillo rojo' de la parrilla de MotoGP. Aún es demasiado pronto para decirlo, pero parece que la nueva Aprilia RS-GP de 2020, teniendo en cuenta el optimismo y expectación que ha despertado entre sus pilotos, podría traer consigo un importante salto adelante para los de Noale.

Aprilia RS-GP 2020: una moto completamente nueva


Nada más acabar la temporada en Valencia, Aprilia llevó a los test del Ricardo Tormo y a los de Jerez una evolución de la moto que acabó el 2019. La gran novedad la tenían guardada para Sepang. El Shakedown del 2 al 4 de febrero ha supuesto el estreno en sociedad de la nueva Aprilia RS-GP 2020, una moto que a las primeras de cambio ha ilusionado a los pilotos de la marca.

Basta con un simple vistazo para darse cuenta de los múltiples cambios que incorpora este nuevo prototipo. Además de los que se ven por fuera, hay otro fundamental: el 'corazón' de la montura italiana, un motor totalmente nuevo para reducir su gran déficit de potencia respecto al resto de fabricantes. El cambio es revolucionario, ya que la nueva RS-GP incorpora un motor hecho desde cero que adopta una configuración V4 a 90 grados, en lugar de los 72º de ángulo que tenía el V4 anterior.

Pero no sólo eso, el chasis (que sigue siendo un doble viga de aluminio) también es completamente nuevo, la moto es mucho más compacta y el trabajo en cuanto a aerodinámica ha sido colosal. El diseño del carenado es agresivo, con un alerón que atraviesa el frontal del carenado, en lugar de usar un apéndice anclado a cada lado. Este diseño busca una mayor estabilidad del tren delantero, pero al mismo tiempo es muy diferente al que utilizan el resto de marcas. También varía la entrada de aire. La incorporación de Marco De Luca al programa técnico (ingeniero que ha trabajado previamente en la F1 con Ferrari) ha sido clave para semejante desarrollo, algo que indicaba recientemente Romano Albesiano, líder del proyecto de Aprilia en MotoGP.

En la nueva RS-GP también cambia el sistema de escape; ahora cuenta con un doble escape situado bajo el colín y en el lado derecho, que guarda ciertas similitudes con el de la Ducati Desmosedici. La RS-GP de 2019 tenía el escape también bajo el colín, pero centrado.

En definitiva, Aprilia ha creado una MotoGP completamente nueva, haciendo una inversión y una apuesta sin precedentes en la firma de Noale en MotoGP. La reacción era completamente necesaria si querían equipararse a los otros cinco fabricantes de la categoría reina; y es que los italianos estaban cada vez más relegados al último puesto, siendo claramente superados incluso por KTM, la última en llegar a MotoGP.

Aleix Espargaró y Smith, encantados con la primera toma de contacto


La espera ha sido larga, pero parece que merecerá la pena. La primera aparición de la nueva RS-GP ha llegado en el Shakedown, tres jornadas de test repartidas entre Lorenzo Savadori (que ha hecho las veces de probador), Bradley Smith (sustituto provisional de Iannone en los test de Sepang) y Aleix Espargaró. Smith aseguró al periodista David Emmett (Motomatters.com), que «los seis o siete meses de espera han valido la pena. Hay dos o tres grandes áreas en las que sufrimos, pero lo positivo es que los ingenieros han podido tocar muchas cosas en la moto. Han revisado cada área y mejoran todas de las que nos quejamos».

Por su parte, Aleix Espargaró sólo ha rodado durante una jornada del Shakedown, la última, dando un total de 47 vueltas de las cuales 25 han sido con la nueva moto. Tiempo más que suficiente para quedar encantado con las prestaciones del prototipo de 2020. El de Granollers ha acabado segundo (1:59.622) a menos de dos décimas de su hermano Pol Espargaró, el líder al cierre del Shakedown. El de Aprilia se expresaba así en sus redes sociales: «Después del shakedown y de dar 25 vueltas con la RS-GP 2020, la única cosa que puedo decir es: "¡¡¡WOW!!! Gracias a Aprilia por el duro trabajo de estos seis meses. ¡Va a ser un año divertido!». Sin duda, un comentario por parte del primer piloto de la marca que despierta mucho optimismo. La Aprilia RS-GP 2020 promete.

¿Y qué pasa con Iannone? Esa es la gran incógnita que hay a día de hoy en la marca de Noale, que no tiene confirmada su dupla de pilotos para la temporada que empezará en poco más de un mes en Qatar. El italiano tenía este mismo martes la audiencia en la Corte Disciplinaria de la FIM tras su positivo por anabolizantes que dio en el pasado GP de Malasia y que fue corroborado en el contraanálisis. La sentencia podría dictar una sanción desde seis meses a cuatro años, aunque Iannone y su defensa podrían recurrir al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo). El caso sigue abierto y Aprilia está a la espera para decidir, aunque a Iannone no parece preocuparle mucho la historia: prueba de ello es que celebró recientemente el cumpleaños de su novia en un local de Milán llamado Doping Club... Lo único que se conoce es que en los test oficiales de Sepang (7 al 9 de febrero) será sustituido por Bradley Smith, quien formará dupla con Aleix Espargaró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *