Aprilia muestra su imagen para MotoGP 2020 con el equipo al completo

El circuito de Losail, escenario a partir de mañana de los últimos test de pretemporada de MotoGP 2020, ha acogido este viernes la presentación oficial del Aprilia Racing Team Gresini. Aleix Espargaró y Andrea Iannone, que sigue esperando el veredicto de la FIM sobre su suspensión provisional por dar positivo, han desvelado cómo es la nueva RS-GP 2020.


Al igual que ya hicieran Yamaha y Suzuki en Sepang, Aprilia ha aprovechado la jornada previa a un inicio de test para desvelar su proyecto para MotoGP 2020. El final de la larga recta de meta de Qatar, donde mañana empiezan los últimos test de pretemporada, ha sido el escenario elegido por la firma de Noale para una discreta puesta de largo.

Los dos pilotos (incluido Andrea Iannone, que sigue suspendido por la FIM), las dos RS-GP 2020 oficiales, el probador Bradley Smith y todos los miembros del equipo han formado parte de esta presentación, la de un año en el que Aprilia aspira a dar un gran salto adelante gracias a una moto que es completamente nueva.

Aleix Espargaró (cuarta temporada en Aprilia) y Andrea Iannone destaparon las dos Aprilia RS-GP 2020, que en cuanto a decoración se mantienen exactamente iguales, pero que cambian radicalmente en el resto respecto a sus predecesoras. Nuevo motor (V4 a 90º en lugar de a 75º como hasta ahora), nuevo chasis, aerodinámica totalmente renovada, una moto mucho más compacta, sistema de doble escape en el lado derecho bajo el colín... Los cambios son drásticos y las sensaciones, después de sólo un test, bastante positivas para los pilotos que la probaron a inicios de mes en Sepang.

Espargaró tomó la palabra para recalcar sus buenas impresiones sobre la nueva moto: «Ha sido un inicio muy positivo, porque echaba de menos grandes cambios desde que llegué a Aprilia y la moto de 2020 es completamente nueva. Es una gran revolución. Desde la primera vuelta en Malasia noté que la moto tenía mucho más potencial. En 2019 notaba que iba al límite y que no había forma de ir más rápido, pero con esta moto me he sentido mucho mejor y es mucho más competitiva».

«Obviamente, sólo hemos hecho un test y tenemos aún mucho trabajo por delante. Nuestros rivales son muy, muy fuertes y el nivel de MotoGP es muy alto, pero creo que va a ser un año divertido», añadía el de Granollers.

El piloto español se ve capacitado para poder aspirar a podios con esta nueva RS-GP 2020: «Estoy al mejor nivel de mi carrera. Creo que estoy capacitado para luchar por podios, estoy pilotando mejor que nunca en mi carrera, pero en los años anteriores siempre nos faltaba algo y nunca éramos suficientemente competitivos».

Por su parte, Andrea Iannone protagonizaba su primera aparición en un circuito desde que el pasado 17 de diciembre se destapó su positivo en un control antidoping. El italiano sigue a la espera del veredicto de la FIM, ya que el juicio continúa paralizado, pero ha acudido a Qatar con total normalidad para la presentación y por si una hipotética resolución favorable del fallo le permitiese rodar en estos test. Por el momento, sigue suspendido provisionalmente.

En la presentación no ha hablado sobre este tema y se ha dedicado a lo estrictamente deportivo: «Estoy muy orgulloso del trabajo que ha hecho Aprilia. Cuando hablé con Aleix y con Bradley, ambos me dijeron que la moto era muy buena y que había mejorado bastante, y estoy muy contento por ello y por el trabajo que han hecho».

«Espero subirme a la moto lo antes posible. Estoy contento con los resultados que se han conseguido por ahora. Estoy confiado», remataba el italiano, ansioso por probar por primera vez la nueva Aprilia.

Deja un comentario