Aprilia pierde los papeles y, tras el GP de Austria, culpó a sus pilotos de los discretos resultados obtenidos en carrera.

Roberto Colannino, presidente de Piaggio, y Romano Albesiano, responsable del departamento de competición de Aprilia, no han dudado en culpar a sus pilotos de los discretos resultados obtenidos por Aprilia en el GP de Austria, unas declaraciones muy discutibles que dejan en muy mal lugar a los responsables del equipo…


La mala suerte quiso que tanto Álvaro Bautista como Stefan Bradl cometieran un pequeño error al adelantarse levemente en la salida del GP de Austria, siendo sancionados ambos pilotos con un Ride Through. Pero lo que no fue mala suerte sino un problema técnico cuya responsabilidad nada tiene que ver con Bautista o Bradl, fue el fallo que llevó al cuadro de instrumentos de ambos motos a desconfigurarse y a no ser operativo durante la carrera.

Aprilia GP Austria 2016 Bautista 02BradlEsto sucedió cuando desde el pit lane se les envió a los pilotos los respectivos mensajes avisándoles que habían sido sancionados. Debido esta comunicación con la moto, que no había sido probada anteriormente, tanto Álvaro como Stefan pensaron que se había producido un error causado por las últimas modificaciones realizadas en sus Aprilia RS-GP.

Y aquí está el quid de la cuestión, pues Aprilia había llevado a Austria un nuevo motor en el que habían depositado todas sus esperanzas y con el que esperaban poder mejorar sus resultados.

Si bien Álvaro logró un 16º puesto a pesar del Ride Through, Stefan Bradl finalizó en última posición después de que, tras volver a boxes pensando que su moto no funcionaba correctamente, volvió a pista pero tuvo que realizar su respectivo Ride Through.

Como nota a subrayar, en una de las fotos adjuntas al comunicado oficial ambos pilotos parecen estar mirando el cuadro de mandos de sus motos, una foto con un significado muy especial.

Y Aprilia perdió los papeles…

Tras la carrera, el equipo Aprilia envió un comunicado que no dejó a nadie indiferente. En éste, en el que no hay declaración alguna de los pilotos, tanto Roberto Colannino, presidente de Piaggio, como Romano Albesiano, responsable del departamento de competición de Aprilia, responsabilizan a sus pilotos de estos pobres resultados con una contundencia desproporcionada si tenemos en cuenta que la Aprilia no ha sido, precisamente, la moto más fiable y competitiva de la parrilla de MotoGP desde que decidieron volver a la competición de manera repentina.

A continuación, las declaraciones emitidas en el comunicado del equipo Aprilia.


ROBERTO COLANINNO – PRESIDENTE Y AD DEL GRUPO PIAGGIO

“Hoy tenían mucho que demostrar en los progresos realizados con la RS-GP. Desde la primera carrera de la temporada la nueva moto ha mejorado constantemente y no podemos aceptar que errores humanos -que pueden referirse tanto a la gestión técnica como a la conducta en carrera- nos impidan demostrar nuestro auténtico valor y con ello recoger los resultados que Aprilia y esta moto se merecen.

El calendario de MotoGP nos ofrece una ocasión casi inmediata de resarcimiento con la carrera de Brno, por lo que tengo plena confianza en Romano Albesiano y la nueva moto en que se arremangarán para continuar día a día con un trabajo que permita continuar con el camino de crecimiento realizado hasta el momento”.

ROMANO ALBESIANO – RESPONSABLE APRILIA RACING

“Soy el primero que está furioso por los acontecimientos de la carrera de hoy, porque en un circuito que no nos era para nada favorable habíamos conseguido la mejor RS-GP, una moto que ha dado muestras tangibles tanto desde el punto de vista motociclístico como de ritmo de carrera y el tiempo lo demostrará de manera incuestionable.  Álvaro, sin los inconvenientes que ha sufrido podría haber estado tranquilamente entre los diez primeros. No podemos aceptar que después de todo el trabajo realizado, nuestro potencial se haya desvanecido por una falta de atención de los pilotos en la salida y un banal error nuestro en la gestión de los mensajes en el ordenador de a bordo.

De profesionales como Álvaro y Stefan me esperaba una máxima concentración y esfuerzo hasta el final del año, pero es a todo el equipo al que quiero hacer un llamamiento para realizar un esfuerzo extraordinario, que nos obligará a trabajar sin descanso, incluso en la jornada del ferragosto, para preparar de la mejor manera posible la carrera de Brno. Tenemos una ocasión para resarcirnos de esta situación y no podemos fallar de ninguna manera a la hora de comenzar a recoger los resultados que nuestro potencial nos permite”.

Te recomendamos…