Los resultados, en un informe 'policial'

Una app pretende convertir tu teléfono en un radar móvil gracias a la utilización de la cámara del dispositivo y un proceso de inteligencia artificial mediante el que puede detectar excesos de velocidad, localizarlos e incluso identificar el vehículo.


Una nueva app denominada Speedcam Anywhere permite a cualquier usuario de un dispositivo con sistema operativo Android convertirlo en un radar móvil. Al menos, es lo que podrías pensar cuando utilizas esta aplicación cuya 'diversión' se centra en utilizar la cámara de tu smartphone y medir la velocidad a la que circula un vehículo cuando lo enfocas.

Según los propios desarrolladores, utilizan el poder de la inteligencia artificial al alcance de tu mano para «ayudar a hacer nuestras carreteras más seguras y nuestro aire más limpio», reza literalmente.

El 'gadget' funciona a través de la cámara del móvil, ya que necesita grabar un clip de vídeo de corta duración, un archivo que se sube a un servidor donde la inteligencia artificial es capaz de discernir y medir la velocidad a la que circulaba el vehículo y evaluar si estaba sobrepasando la velocidad máxima permitida en el punto de esa vía. Después, el sistema te devuelve un informe 'policial' en el que se detallan, incluidas imágenes, los datos de la velocidad registrada, el vehículo (marca y modelo) e incluso las posibles infracciones en este sentido. También es capaz de 'leer' la matrícula y al cruzar datos con el registro británico de vehículos. Gracias a ello, puede calcular la velocidad según la distancia entre ejes.

Su lanzamiento ha despertado recelos en Reino Unido (en España no está disponible). Aunque no es una herramienta homologada para poner multas por exceso de velocidad de manera directa, en su web sí que la defienden de la misma manera que las denominadas 'dashcam', con las que puedes «registrar elementos privados en el ámbito público». Quizá en tierras británicas, puede ser aplicable, pero seguramente en el resto de Europa, la interpretación del derecho a la intimidad y a la propia imagen entra en mayor enfrentamiento con su uso, ya que la grabación se está haciendo de manera continuada, indiscriminada (a cualquiera que pase por delante del tiro de la cámara), sin pedir permiso y de manera, a priori, injustificada.

Obviamente, esta app no está certificada como radar, pero... ¿qué opinas de este tipo de aplicaciones? ¿Te imaginas a la DGT 'salivando' al pensar en hacer de cada uno de nosotros un agente de tráfico poniendo multas por la calle...?

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home