El segundo clasificado en la general concluye su participación en Portimao tras fracturarse el dedo meñique izquierdo

Tom Sykes sufre una espectacular caída en el tercer entrenamiento libre del Mundial de Superbike en Portimao. El parte de lesiones tras el percance es la dislocación y fractura del dedo meñique de su mano izquierda, para lo que tendrá que poner punto y final a su fin de semana en la ronda lusa del campeonato y viajar a Barcelona para someterse a una intervención quirúrgica.



Tom Sykes da por finalizada su participación en la décima ronda del Mundial de Superbike en Portimao. El piloto de Kawasaki, segundo clasificado de la general a 70 puntos del líder, su compañero y hombre de la pole en Portugal Jonathan Rea, ha sufrido una aparatosa caída en los primeros minutos del tercer libre de la cita lusa que terminaría interrumpiendo el primer entrenamiento del sábado.

La bajada previa a la curva nueve del trazado del Algarve le hacía perder el control de su Kawasaki y sufrir un gran high-side. Su moto se incendiaría y obligaría a su equipo a trabajar a destajo para tener la segunda unidad lista de cara a la Superpole. Sin embargo, la revisión médica posterior al accidente le considera no apto para formar parte de la parrilla en ambas carreras tras el diagnóstico de fractura con dislocación del dedo meñique de su mano izquierda. El piloto británico viajará a Barcelona para someterse a cirujía.