Después del cambio de la chicane -vuelta a la de F1-, los tiempos de este primer día en Montmeló no cuenta para nada

Los tiempos de las tres categorías de este viernes del GP de Cataluña han sido anulados después del cambio en la configuración del trazado, volviendo a la chicane de la F1 y que ya se utilizó en 2016 tras el trágico accidente de Luis Salom.



El GP de Cataluña empieza de cero mañana. La primera jornada de entrenamientos cronometrados, que ha acabado con Arón Canet liderando en Moto3, Franco Morbidelli en Moto2 y Marc Márquez en MotoGP, no se tendrá en cuenta en el cómputo de la séptima cita de la temporada, algo que se ha decidido después del cambio de la chicane para volver a la que se utilizó en 2016.

Así las cosas, los pilotos de MotoGP se jugarán todo a una carta en el FP3 para pasar directamente a la Q2. Una razón obvia, ya que con este cambio de la chicane el trazado tendrá tres metros más y, por tanto, los tiempos serán diferentes.

Después de este cambio, Loris Capirossi -delegado de seguridad de Dorna y miembro de Dirección de Carrera- ha hablado sobre lo sucedido: «En la Comisión de Seguridad los pilotos se han quejado del nuevo diseño del trazado y han dicho que el trabajo no se hizo en la dirección correcta, y que hubo un montón de baches, por lo que los pilotos han decidido volver al diseño del año pasado. Es por eso que estamos aquí, para asegurarnos de que la pista que se utilizará desde mañana sea lo más segura que podamos. Vimos durante el último entrenamiento libre que hubo muchas caídas en las que la moto se mantenía en la pista y en la salida de la curva, y eso es muy peligroso. Tenemos experiencia del año pasado con la antigua chicane y no tuvimos ningún accidente como los de hoy, por eso los pilotos han solicitado el cambio. En términos de caídas, el antiguo es mejor».