Iannone, revindicativo tras su cuarto podio de la temporada

Tras un gran fin de semana en Phillip Island, Andrea Iannone acabó en la segunda posición. El italiano mantuvo un cruce de declaraciones con Rins a lo largo del Gran Premio y acabó de forma reivindicativa tras certificar su cuarto podio de la temporada.


La lucha entre Álex Rins y Andrea Iannone por acabar como el mejor piloto de Suzuki esta temporada está dando juego tanto dentro como fuera de la pista. Los dos están cuajando un gran final de temporada y siguen sumando podios para la marca. En Japón fue Rins quien lo consiguió tras acabar tercero, mientras que en Australia fue Iannone quien pisó el cajón, finalizando segundo en un fin de semana en el que se mostró muy competitivo y en el que era uno de los favoritos a la victoria.

Los resultados de Phillip Island -Iannone segundo y Rins quinto- dejan al italiano por delante en la clasificación del campeonato con cuatro puntos de ventaja sobre su compañero a falta de dos carreras, por lo que se prevé un bonito duelo entre ambos para ver quién cierra el año por delante. El tópico de que el primer rival es el compañero de equipo es algo que se está haciendo cada vez más patente en Suzuki, donde no sólo mantienen un bonito mano a mano dentro de la pista, sino que se han lanzado varios mensajes últimamente en sus comparecencias ante los medios.

El sábado, al término de los entrenamientos cronometrados, Álex Rins comentó que «Iannone en carrera va para atrás. Siempre le pasa igual, que en entrenamientos es muy rápido, pero en carrera se viene abajo», a lo que el italiano no tardó en responder: «Rins es rápido cuando va entre el grupo. Veremos qué pasa en carrera y si voy para atrás como dice él».

Pero Iannone no fue para atrás, sino que acabó segundo y sumó su cuarto podio de la temporada. Tras la carrera, respondió otra vez a Rins con ironía en el micrófono de Movistar MotoGP: «Yo en carrera voy lento, sólo voy rápido en entrenamientos. Eso dijo él ayer… pero el resultado es este».

Luego, en su “canutazo” ante la prensa italiano, Iannone volvió a dejar alguna pulla más. Según recoge el portal italiano GPone, el piloto de Vasto se atribuyó los méritos sobre el desarrollo de la Suzuki GSX-RR y habló sobre el final de su andadura en la casa de Hamamatsu: «Este año estamos creciendo bien. Si nuestra relación continuase muchas cosas serían diferentes. Hablo del entusiasmo y del trabajo, ya que estoy fuera de este grupo. Estos resultados valen doble para mí», decía Iannone.

«He dado indicaciones importantes y he hecho evolucionar la moto. Es inútil mira atrás, pero el trabajo más grande para el desarrollo de la Suzuki lo he hecho yo. Pienso que hay mucho que mejorar, pero ya no depende de mí decirlo», añadió.

Sobre su marcha de Suzuki, que subirá a Joan Mir en su lugar, Iannone expone que «no lo entenderé nunca. El 2017 fue un año difícil. Ciertamente, tener a Iannone en el equipo es cómodo y también incómodo, porque Iannone quiere ganar y pide determinadas cosas. Yo asumo siempre mi responsabilidad, y cuando ha llegado el material que he pedido, los resultados han mejorado».