El vuelo fue detenido porque la pareja de Iannone iba fumando

Después de ser protagonista de un aterrizaje de emergencia porque al parecer su novia estaba fumando en el avión, Andrea Iannone ha querido dar su punto de vista tras lo sucedido. Alega que su pareja fumaba un cigarrillo electrónico y anuncia que emprenderá acciones legales contra la compañía.



Andrea Iannone no deja de estar en el ojo del huracán en 2017, tanto por su difícil y discreto debut con Suzuki como por lo que da que hablar también fuera de los circuitos. En esta ocasión, el piloto italiano ha sido noticia después de que el otro día protagonizara un aterrizaje de emergencia en un vuelo privado porque su pareja, la actriz Belén Rodríguez, iba fumando en el avión.

Ambos viajaban desde Ibiza hasta Creta cuando, al parecer, la argentina se encendió un cigarro, lo que obligó al comandante a hacer un aterrizaje de emergencia en Calabria. Allí, el comandante denunció los hechos, mientras que la novia de Iannone alegaba que se trataba de un cigarrillo electrónico. Ambos tuvieron que esperar varias horas en el aeropuerto hasta poder reemprender el vuelo con otro avión.

En vista de lo sucedido, Andrea Iannone dio su versión de los hechos en el Corriere della Sera: «Era un cigarrillo electrónico. Pasé mucho miedo, el comandante cerró la puerta y no quería hablar con nosotros. No sabía dónde nos estaba llevando, parecía que estaba en medio de un secuestro. En carrera con la moto se arriesga siempre, pero nunca había tenido tanto miedo como esa noche. Por lo menos, cuando estoy en parrilla, soy yo el comandante», destacaba el piloto de Suzuki, que también anunció que emprenderá acciones legales contra la compañía aérea tras lo sucedido.