Su 11º puesto y la pole de Márquez le obligan a atacar

El caballo negro de Andrea Dovizioso tendrá que salir a batallar mañana en Phillip Island después de un sábado en el que se le han complicado las cosas con una fea caída en el FP4 y la cuarta fila de parrilla en la Q2. Partiendo 11º, no puede especular lo más mínimo si no quiere que la brecha en la lucha por el campeonato se abra aún más. Aun así, es muy optimista de cara a una carrera en la que pueden pasar muchas cosas.



Marc Márquez empezará la carrera de Phillip Island con 11 puntos y 10 puestos de ventaja con respecto a su principal rival por el título, Andrea Dovizioso. El piloto del Repsol Honda puede afrontar una oportunidad de oro para coger una distancia muy importante con el italiano a falta de las dos últimas carreras, siempre y cuando mantenga la dinámica del fin del semana -ha dominado cuatro sesiones de cinco, siendo el más rápido en seco y en mojado- y Andrea Dovizioso no haga una buena remontada.

Por el momento pinta muy bien la situación para el líder del campeonato, que ya desde el jueves dejó claro que tiene este circuito marcado en rojo para distanciar a su rival y que, en vista de la situación, quiere apretar desde el inicio. «Con Dovizioso saliendo 11º, toca tirar e intentar abrir un poco de hueco, a ver si podemos aprovechar», comentó este sábado al respecto. No obstante, es consciente de que su principal oponente en el campeonato es capaz de remontar con relativa facilidad, como hizo en Japón desde la novena plaza: «Remontar lleva su trabajo, pero lleva una moto que corre. Hay una larga recta, el rebufo importa mucho y yo creo que estará ahí. Puede remontar muy rápido, ya lo hizo en Motegi».

Ducati MotoGP Australia 2017 - 7

Por su parte, Andrea Dovizioso tendrá que salir a atacar si no quiere perder el tren de cabeza de carrera en las primeras vueltas, ya que en ese caso se le podrían ir muchos puntos en la lucha por el campeonato. El de Ducati ha sufrido una caída aparatosa este sábado durante la cuarta sesión de entrenamientos libres, algo atípico en él -sólo lleva cinco esta temporada- y que le ha restado confianza para una Q2 en la que no ha podido pasar del undécimo puesto.

Aun así, el segundo clasificado del campeonato confía en remontar mañana y no se le ha visto muy inquietado: «Si analizamos nuestro ritmo no estamos mal. La limitación puede ser la posición en parrilla, pero espero hacer una buena salida. No lo sé si podré luchar por la victoria, pero espero que sí. Esta pista en un poco particular, porque el consumo de los neumáticos es muy elevado y pueden ocurrir muchas cosas en carrera. La diferencia la marca el que sepa pilotar de manera fluida durante la carrera, así que nos concentraremos en ese aspecto y luego veremos realmente quién es el que ha trabajo mejor. Ser rápido en entrenamientos es una cosa y luego en 27 vueltas en Phillip Island es otra historia», analizaba con nitidez en el micrófono de Movistar MotoGP.

Para llegar arriba con Márquez tendrá que desembarazarse de rivales muy correosos como Crutchlow, los hermanos Espargaró, Rossi, Iannone, un Miller bastante motivado, Zarco o Viñales, entre otros. No se antoja una tarea fácil, pero si algo ha demostrado Andrea Dovizioso esta temporada, es que siempre hay que confiar en él. Un sábado difícil le ha complicado el fin de semana y puede haberle complicado el campeonato, pero en carrera pueden pasar demasiadas cosas, más cuando la previsión apunta a que puede llover y él es uno de los pilotos más fuertes en ese aspecto. Antes de que se apague el semáforo de Phillip Island a las 16:00h. (hora local), tendrá ante sí prácticamente una bola de partido en contra. Puede ser todo o nada en sus aspiraciones. Mañana saldremos de dudas.

NombreAndrea Dovizioso
Dorsal4
PaísItalia
MotoDucati Desmosedici GP17 2017
Ver ficha completa

 

Te puede interesar