Andrea Dovizioso cree que Petrucci y Miller tienen más posibilidades de ser su compañero

Tras firmar su renovación por dos años más con Ducati, Andrea Dovizioso ha hablado largo y tendido sobre ello y no ha dado puntada sin hilo a la hora de hablar de futuro, diciendo que tanto Petrucci como Miller son los mejores posicionados para ser su compañero de equipo.


Andrea Dovizioso ha sido el gran protagonista del día en Le Mans, pero no precisamente por ser el más rápido en la pista en la primera jornada de entrenamientos libres del GP de Francia, sino porque se ha hecho oficial su renovación con Ducati para las dos próximas temporadas. El subcampeón de MotoGP en 2017 ha sido el último en hablar hoy ante los medios, incluso después que Valentino Rossi, y lo ha hecho ofreciendo una comparecencia densa en la que ha explicado cómo se ha forjado esta renovación y por qué ha tardado más de lo previsto. La rueda de prensa del piloto de Forli ha transcurrido con pulla incluida a su actual compañero, Jorge Lorenzo, al que no ve como el mejor posicionado para seguir junto a él en el box oficial de Ducati el próximo año.

Como era de esperar, Dovizioso ha sido preguntado por cuál es su preferencia como futuro compañero de equipo, y no ha dudado en afirmar que cree que tanto Miller como Petrucci son quienes más posibilidades tienen: «No soy un piloto que ponga vetos a otros, no es mi estilo y no me gusta. Es lógico que yo diga lo que piense, y es justo que se lo haga ver a Ducati, pero es de Ducati la decisión. Parece que en este momento las posibilidades más altas las tienen Miller o Petrucci».

Luego, preguntado por si le gustaría que Lorenzo continuase, ha matizado: «En cualquier caso, no sería un problema. Si Jorge llega a un acuerdo con Ducati, no tengo problemas».

Una negociación complicada


Analizando cómo se ha forjado este acuerdo con Ducati hasta 2020, Dovizioso no ha escondido que ha sido complicado alcanzar el acuerdo, sobre todo porque se trataba de una negociación compleja: «Ha sido una negociación importante, así que ha necesitado de su tiempo porque había que afinar todos los aspectos. Hay que hacerlo así cuando se trata de un contrato importante. Estoy contento de que haya ido así, empezamos a hablar hace bastante tiempo. El año pasado hicimos una temporada buenísima y fuimos capaces de luchar por el campeonato hasta la última carrera, pero queremos más, y hemos decidido continuar con este matrimonio. Tenemos por delante tres temporadas, que es mucho tiempo, y ahí entenderemos cómo de buenos seremos en tratar de conseguir este objetivo».

Pese a todo, el piloto de Forli no ha querido ahondar en esas dificultades que han surgido a la hora de cerrar el acuerdo: «Cuando hablas de contratos importantes no viene todo fácil, como es normal. Se llama negociación y es lógico que creen complicaciones. Cada uno intenta conseguir lo máximo para su lado, pero al final creo que hemos razonado de forma inteligente y madura, así que hemos sido capaces de llegar a la conclusión de una manera satisfactoria para ambas partes. Que haya habido complicaciones no lo veo como algo extraño».

«Un piloto tiene que ser particularmente egoísta para ser realmente competitivo y has de pensar así para tratar de llevar lo máximo a casa; tratar de hacer tu elección para lograr tu objetivo y tu sueño. Ha habido momentos en los que me he alejado un poco, pero creo que no es algo anómalo y forma parte de una negociación compleja», añadía, manteniendo el discurso del que ya había hecho gala ayer.

Los términos económicos han sido claves en la demora de la renovación. Dovizioso no ha comentado muchos detalles al respecto, pero sí ha dejado claro que, evidentemente, es un tema que se ha revisado y que ha variado claramente respecto a su anterior contrato: «Como es lógico, no puedo hablar de dinero porque es algo privado, pero es normal que después de una temporada como la del año pasado hubiera posibilidad de limar algunos aspectos económicos. Hemos trabajado en ese contrato de forma muy inteligente junto a mi mánager y hemos llegado a un acuerdo».

«La diferencia es clara», continúa. «Hace dos años primaban los resultados de la forma en la que se hizo el contrato; había un bonus importante, pero de base no valía mucho como piloto. Ahora la situación es muy diferente. Decir una cifra es algo estúpido; normalmente se habla de eso pero un contrato depende de muchos aspectos».

Rossi-Ducati, un binomio diferente al Lorenzo-Ducati


En todo ese tiempo de preguntas y respuestas de Dovizioso, ha habido un momento en el que se ha comparado la etapa de Rossi en Ducati con la de Jorge Lorenzo, alegando que ambos han tenido problemas similares. Sin embargo, para Dovizioso ambas etapas no tienen nada que ver: «Cuando Valentino estuvo en Ducati la situación era muy distinta, muy particular. No quiero decir que la moto no fuera competitiva porque Stoner ganó carreras y sería estúpido pensar así, pero sí creo que aquella moto estaba muy lejos de la Ducati de ahora».

El vigente subcampeón de la categoría reina apunta que «Lorenzo ha encontrado una Ducati competitiva y una moto muy rápida. No es como la época de Stoner, en la que sólo era él».

Por último, da su punto de vista de por qué hay tanta diferencia entre él y su actual compañero de equipo: «Ahora ir rápido con esta moto es complicado ya que requiere de muchos pasos y, pese a que no quiero entrar en detalles, Jorge sólo ha pilotado un tipo de moto y no ha sabido cómo necesita pilotar la Ducati y cómo necesita trabajar, porque es una moto distinta a todo lo que ha tenido hasta ahora. Eso afecta a la competitividad y al campeón que ha sido y todavía es Lorenzo, pero los resultados no se tienen siempre de la misma manera. Esa es la diferencia conmigo; adaptarse y conseguir el máximo».