Dovizioso reconoce la superioridad de Márquez

Después de no poder hacer nada para aplazar el título de Márquez, Andrea Dovizioso se rindió a la superioridad del ocho veces Campeón del Mundo.


Andrea Dovizioso era el único piloto que podía evitar el alirón de Marc Márquez en Tailandia, pero el italiano no tuvo la más mínima opción de conseguirlo. El piloto de Ducati acabó segundo en 2018 luchando con Márquez hasta la última curva, pero en la segunda visita de MotoGP a Tailandia estuvo mucho más desdibujado.

El vigente subcampeón de MotoGP no se mostró competitivo a lo largo del fin de semana y, pese a una gran primera vuelta que le permitió pasar del séptimo puesto de parrilla a la cuarta posición, su ritmo estuvo muy lejos del de Quartararo, Márquez y Viñales, y no pudo pasar de ese cuarto puesto. Acabó la carrera a 11 segundos del ganador, Márquez, y dijo adiós definitivamente a cualquier opción matemática (y demasiado remota) de título.

El subcampeón de 2017 y 2018 afianzó su segunda posición en la presente temporada, ya que ahora cuenta con 48 puntos de ventaja sobre Álex Rins. Sin embargo, con cuatro carreras aún por disputarse no tiene opción de título, ya que se encuentra 110 puntos por detrás de Márquez.

La superioridad del piloto del Repsol Honda ha sido tremenda este año, lo que le ha permitido cerrar el campeonato con bastante antelación. Es por ello que el propio Dovizioso se rinde al dominio que ha ejercido el #93: «Márquez ha estado increíble. Ha destrozado a todos y sólo tenemos que felicitarle. Ha luchado por la victoria en cada circuito y, dejando fuera la caída en Austin, su peor resultado ha sido un segundo puesto. Nosotros hemos trabajado de la mejor manera, también en la segunda mitad de la temporada. Mi objetivo era ganar el Mundial y no hacerlo es decepcionante, ya que decepciona que la diferencia entre Márquez y Ducati sea mayor a la de los dos últimos años», comentaba el de Ducati en declaraciones recogidas por GPone.com.

Dovizioso cree que Márquez no es invencible, pero considera que se ha convertido en un piloto cada vez más difícil de batir: «Ganarle se ha convertido en algo dificilísimo. Desde su primer año en MotoGP, Marc ha mejorado mucho y, temporada tras temporada, se ha vuelto cada vez más inteligente. Comprende mejor sus límites y comete cada vez menos errores en carrera. Tengo que intentar mejorar siempre más, porque sé que ganarle no es imposible», añadía.

El de Forli no sólo ve que Márquez se está alejando, sino que además ve más cerca a las Yamaha y a Rins: «Tenemos que mejorar porque nuestros rivales se están acercando de forma increíble. Antes estábamos sólo Márquez y yo, ahora también están las Yamaha y las Suzuki, que quizá han mejorado más que nosotros. Otro factor importante son los neumáticos, que han cambiado por completo este año, ya que ha habido carreras en las que ha sido posible empujar desde la primera hasta la última vuelta. Tengo que intentar entender cuál es el verdadero potencial de la moto para trabajar mejor durante los test. Estamos hablando mucho con Ducati, el desarrollo no se detiene».