Dovizioso ha conseguido su quinta victoria del año tras otro precioso duelo con Márquez

Cinco victorias y dos de dos en duelos directos con Marc Márquez. Andrea Dovizioso ha vuelto a salir victorioso en un sensacional mano a mano con el líder del campeonato en Motegi y sale a sólo 11 puntos en la clasificación general.



Andrea Dovizioso sigue dejando su sello en la que es, con diferencia, su mejor temporada desde que llegó a MotoGP allá por 2008. Por primera vez, el piloto italiano tendrá posibilidad de luchar por el título de la categoría reina hasta la parte final de temporada, y hoy ha ampliado sus opciones de poder pelear por la corona tras otra lucha inolvidable con Márquez como ya sucediera en Austria, pero esta vez con el asfalto mojado. Y todo ello, pese a salir desde la novena posición. Una buena arrancada y mucha decisión en las primeras vueltas le han llevado a las posiciones de cabeza. A partir de ahí, ya era candidato a todo.

«Ha sido una carrera dificilísima porque Petrucci ha salido muy fuerte y al principio había mucha agua, y cuando iba detrás no veía muy bien. He intentado adelantar rápido a Márquez y él me lo ha devuelto, y he visto que tenía algo más. He sufrido durante toda la carrera y la diferencia ha estado en que en ningún momento me he rendido, incluso cuando no me he sentido bien. Según iba dando vueltas iba pilotando más fluido y podía entender ciertas cosas. El final de carrera ha sido muy complicado, y en las seis últimas vueltas ya no podía más con el neumático. A Marc le ha pasado igual. En la recta patinaba mucho y era muy difícil mantener la concentración», comentaba en unas interesantes reflexiones ante el micrófono de Movistar MotoGP.

La última vuelta ha sido de infarto. Ha sabido aprovechar un susto de Márquez en la curva 8 para superarle de forma magistral tres virajes después: «Él ha pasado delante, me estaba apretando, pero ha cometido un error y he sido capaz de recuperarle. Sabía que en la frenada de la curva 11 era muy fuerte. Simplemente tenía que conseguir llegar pegado a él y he hecho una gran frenada, pero luego quedaban dos curvas con Marc. Yo las hacía bastante lento y él las hacía más rápido; he cerrado la puerta y él me ha intentado pasar de una forma en la que no podía salir rápido», decía sobre esa sensacional última vuelta.

Tras el noveno puesto en los entrenamientos cronometrados, Dovizioso no se esperaba ganar: «Estoy sorprendido por esta victoria. Sabía que podíamos ser rápidos, pero las condiciones eran muy complicadas. Pero estamos trabajando muy bien y somos capaces de estar listos en el momento adecuado, y eso marca la diferencia».

Al piloto de Ducati le ha venido a la cabeza un deja vú de la carrera de Austria, en la que Márquez también intentó superarle a la desesperada en la última curva: «Cuando le he adelantado en la curva 11, he dicho "aquí pasará como en Austria". Pero tenía miedo de que fuera capaz de bloquearme y en cambio yo he hecho la maniobra justa otra vez», concluía el italiano. Sale de Motegi a 11 puntos del liderato tras su quinto triunfo de la temporada. Mantiene muy viva la llama del Mundial de MotoGP 2017 a falta de tres carreras. El título ya es cosa de dos.

Deja una respuesta

Volver a la home