Andrea Dovizioso | 1º

«La verdad es que ha sido un día muy raro, con sensaciones muy contrarias porque esta noche he vomitado y no me encontraba bien. No he podido salir al warm up y sólo he dado una vuelta, pero ya estábamos listos, así que afortunadamente no teníamos que trabajar tanto en el warm up»

Primer triunfo de la temporada para Andrea Dovizioso y Ducati

Ducati ha vuelto a lo más alto del podio en Mugello, consiguiendo uno de los triunfos más especiales de la historia de la marca. Es la segunda vez que la firma de Borgo Panigale vence en la pista italiana, en la que Casey Stoner cosechó el triunfo en 2009. Hoy ha sido Andrea Dovizioso el encargado de conseguirlo tras una carrera impecable.



Tal y como había empezado el domingo para Andrea Dovizioso, pensar en una victoria del italiano en Mugello parecía algo utópico. El piloto de Ducati pasó una mala noche, con problemas gastrointestinales, que hicieron que ni siquiera saliese al warm up. Sin embargo, pese a no estar en las mejores condiciones para la carrera, su rendimiento y el de su Desmosedici GP17 han sido perfectos para brindar a la marca de Borgo Panigale un triunfo muy especial. «La verdad es que ha sido un día muy raro, con sensaciones muy contrarias porque esta noche he vomitado y no me encontraba bien. No he podido salir al warm up y sólo he dado una vuelta, pero ya estábamos listos, así que afortunadamente no teníamos que trabajar tanto en el warm up», comentaba Andrea Dovizioso en el micrófono de Movistar MotoGP.

Así explicaba el piloto de Forli su primer triunfo del año, el segundo con Ducati y el tercero que logra en MotoGP: «En carrera, no tenía tanta energía pero la moto iba bien. Enseguida me he puesto en la posición adecuada y he hecho la estrategia correcta, como un martillo. Tengo que dar las gracias a muchísima gente por esta victoria; a Ducati, a los aficionados y a la gente que está a mi alrededor. Conseguirlo en Mugello era algo impensable y es un sueño para todos. Muchas veces lo ves muy lejos y cuando lo consigues es muy especial».

Sin embargo, Dovizioso no quiere lanzar las campanas al vuelo sobre el rendimiento de la Ducati, consciente de lo imprevisible que está siendo esta temporada 2017, que ya cuenta con cuatro ganadores diferentes en seis carreras: «No quiero hacer ningún pronóstico porque este año cuando los hacemos, nos equivocamos. Cada fin de semana, con los Michelin esto funciona así. Todos estamos muy cerca, se trata de pequeños detalles que pueden marcar la diferencia. Bien como este fin de semana, no me he encontrado en ninguna otra pista y no hemos hecho grandes cambios para llegar aquí».