«Dos test de pretemporada no son suficientes para nosotros», expone

Andrea Dovizioso repasa en una entrevista difundida por Ducati cómo está viviendo estos meses de confinamiento y qué espera de la temporada 2020... en el caso de que se celebre.


El parón provocado por la pandemia del coronavirus sigue acrecentando día tras día las dudas sobre si habrá Mundial de MotoGP en 2020 y en qué condiciones se realizará. El parón está vigente desde marzo en todo el mundo, pero antes de que empezase a afectar a otros muchos países, Italia fue el primero en comenzar su confinamiento, ya que está siendo desde finales de febrero uno de los países más afectados por la crisis del COVID-19.

«Nadie esperaba que la situación acabaría siendo tan grave porque es todo muy extraño. Ahora es realmente crucial estar en casa. Sé que es difícil pero tenemos que continuar así y salir solo cuando sea necesario porque parece que estas medidas están funcionando», comenta Dovizioso en una entrevista emitida por Ducati.

Sobre cómo lleva el confinamiento, el triple subcampeón de MotoGP asegura que ya le ha cogido la medida a este periodo de parón en casa: «Al principio era bastante difícil. Mi novia y yo hemos hecho algunos trabajos en casa y después las cosas han cambiado un poco. Mi hija pasa todo el tiempo con nosotros y con ella siempre hay muchas cosas por hacer».

Aunque sin poder subirse a una moto, la rutina de entrenamientos la sigue llevando a rajatabla en lo que respecta al apartado físico. Dovizioso asegura que incluso su tiempo de entrenamiento ha aumentado: «Estoy entrenando más que antes. Normalmente nuestra agenda está muy cargada. Tenemos que entrenar pero también descansar para estar listos para el fin de semana de carreras. Ahora en cambio entreno todo lo que quiero».

A diferencia de Moto2 y Moto3, que sí pudieron estrenarse en Qatar, los pilotos de MotoGP aún no han inaugurado su casillero de carreras esta temporada. La única vara de medir en estos momentos son los test de pretemporada que se llevaron a cabo en febrero en Sepang y Qatar, sólo dos pruebas que para Dovizioso no son suficientes de cara a preparar la temporada: «Pienso que dos test de pretemporada para nosotros no son suficientes. No estamos físicamente preparados para pilotar sin parar durante tres días. Pasas casi todo el tiempo probando material nuevo y tenemos que estar seguros antes de decidir qué camino escoger para seguir con el desarrollo. Por este motivo en la mayor parte de los test no soy tan rápido. Quiero siempre probar nuevos elementos en el momento preciso, con cierto tipo de neumáticos, porque quiero dar las indicaciones precisas y correctas».

En esos test saltó a la vista que el nuevo neumático trasero de Michelin estaba dando muy buenos resultados en motos como las Yamaha y las Suzuki, potenciando su ya de por sí gran paso por curva, mientras otras motos como la Ducati se vieron afectadas por este nuevo compuesto. Sobre ello, Dovizioso asegura que «al principio parecía que estas gomas no se adaptaban del todo a nuestro pilotaje y a nuestras características. Pero creo que al final fuimos capaces de mejorar nuestras sensaciones generales con la moto durante el último test en Qatar. Desafortunadamente esto no significa que hubiéramos estado listos en todas las pistas. Las gomas traseras son diferentes e influyen mucho al neumático delantero. Hemos hecho muchas vueltas, pero durante los entrenamientos es complicado encontrar las mismas condiciones que en una carrera».

Respecto a sus aspiraciones para esta temporada, el subcampeón de 2017, 2018 y 2019 tiene claro que el objetivo es pelear de nuevo por el título: «Queremos luchar por el título. Si esto será posible lo descubriremos solo durante la temporada, pero es siempre complicado porque hay muchos pilotos rápidos. Es difícil ser los mejores, pero debemos tener esta mentalidad para conseguir serlo», zanja Dovi.

Deja un comentario

Volver a la home