Ana Carrasco se unió a nuestro particular #YoMeQuedoEnCasa

Durante los primeros días de cuarentena, Ana Carrasco se convirtió en una de las primeras protagonistas de nuestra rueda de entrevistas #YoMeQuedoEnCasa. Hablamos con la Campeona del Mundo de Supersport 300 de 2018 sobre cómo lleva este periodo de confinamiento y sobre cómo afronta un 2020 en el que luchará por su segundo título de SSP300 (siempre y cuando se pueda disputar la temporada).


Durante estas semanas de confinamiento, por MOTORBIKE MAGAZINE están pasando constantemente grandes protagonistas. Se nos ocurrió poner nuestro granito de arena en este periodo con una serie de entrevistas (desde casa, ¡evidentemente!) que estamos emitiendo en directo en nuestros canales de YouTube y Facebook, y que luego permanecen en ambas plataformas para visionar siempre que quieras.

Ana Carrasco fue una de las primeras protagonistas de nuestras entrevistas #YoMeQuedoEnCasa. Con la piloto del Kawasaki Team Provec en el Mundial de Supersport 300 hablamos de varios temas, empezando por cómo está llevando la cuarentena y su rutina de entrenamientos en estos tiempos, además de repasar cómo fue su prueba de la Kawasaki ZX-10RR de Rea a finales del año pasado, cómo fue la pretemporada y qué espera de un 2020 en el que aún no se sabe cuándo empezarán las carreras, pero en el que será nuevamente una de las grandes favoritas a ganar el Mundial de Supersport 300.

Te recomendamos que veas la entrevista completa, ya que la Campeona del Mundo de Supersport 300 en 2018 nos cuenta muchas cosas, pero también hemos transcrito algunas de las respuestas más interesantes de la piloto murciana. Pronto, más protagonistas en nuestro apoyo al #YoMeQuedoEnCasa con entrevistas en directo que podréis ver en nuestros canales de YouTube y Facebook:

Entrenamientos en periodo de cuarentena: «Está claro que mantener una forma física o de entrenamiento como veníamos haciendo en pretemporada es complicado. Al final, creo que ninguno tenemos en nuestra casa el material que hace falta. Por suerte, tenía una bici de spinning aquí. Tengo algo de pesas, gomas y TRX, y con esto mi preparador físico me ha hecho un plan de entrenamientos para estas semanas, y a ver si por lo menos podemos no perder y mantener la forma física que habíamos ganado durante el invierno».

Con ganas de volver a subirse a la moto y de retomar los entrenamientos en el Rocco's Ranch: «Está claro que sí. Estoy como loca por poder salir de casa, subir en moto, ir en bici... Al final, casi todos los pilotos pasamos muchos días fuera de casa, tenemos una vida muy activa y está claro que estar encerrados 24 horas en una casa a ninguno nos gusta. Tengo ganas de volver a la normalidad lo antes posible, y sobre todo de volver a empezar con las carreras, con el campeonato y que todo vuelva a estar como antes».

Buenas sensaciones tras las pruebas invernales: «La verdad es que tenía muchas ganas de empezar, porque habíamos hecho dos test de pretemporada y aún nos quedaban unos cuantos días en Jerez y Aragón para terminar de preparar el inicio de año. Con lo que habíamos hecho me sentía muy bien. En los circuitos en los que había rodado, mejoré los tiempos del año pasado, y con las cosas que fuimos probando sacamos mucha información positiva. La reestructuración interna que se hizo en el equipo también ha funcionado muy bien, así que tenía ganas de empezar el campeonato. Aparte, me hacía ilusión empezar en Jerez. Creo que empezar en España iba a ser un punto a favor para nosotros, para comenzar de la mejor forma; pero ahora mismo, con la situación que hay, es complicado. Es difícil entrenar de la misma forma, tampoco sabemos muy bien cuándo va a empezar. Así que mantener la mentalidad de competición ahora mismo es difícil. Es complicado estar pensando en las carreras cuando ni siquiera sabemos cuándo vamos a empezar».

La incertidumbre, lo más complicado de este periodo: «Todos tenemos dudas. Tener la incertidumbre de ni siquiera saber si vamos a poder correr este año, al final hace que todo esto no sea fácil. Intento ser positiva. Si me mantengo en buena forma física, la cabeza también siempre estará mejor. Está claro, que ahora mismo con la situación que hay, yo siempre digo que primero está la vida y después están las carreras. Hay que intentar que todo se solucione y que todos estemos bien, y después de eso empezar el campeonato y poder disfrutar de él. Si hay tantos problemas, al final no vamos a poder disfrutar de las carreras ni aunque se hagan, así que paciencia y que empiece cuando todo esté bien y que pueda empezar».

Sobre la prueba que hizo a finales de 2019 de la Kawasaki ZX-10RR de Superbike de Jonathan Rea: «A mí me encantaría poder subirme otra vez. La experiencia fue muy guay, porque nunca había pilotado una 1000cc, y subirme en la moto de Rea me hizo muchísima ilusión. El cambio es muy grande de una 300cc a una 1000cc. Aparte, no di tampoco muchas vueltas, unas 10 o 12. Pero me sentí cómoda y me pareció una moto fácil de llevar; fácil entre comillas. Está claro que pilotarla al ritmo que va Rea debe ser súper complicado, pero de inicio sí que es una moto que se pilota fácil y que entrega la potencia de forma más o menos suave. Lo que más me sorprendió fue, sobre todo, la potencia que tiene a la hora de frenar y también la aceleración. Me gustó muchísimo. Sí que me gustaría hacer algún día entero de test para ir probando, adaptarme a la moto y poder adaptarla un poco a mí. Ahí sí que vería un poco hasta dónde podría llegar».

El #11, nuevo dorsal para esta temporada: «Tener que dejar el número 1 me hacía tener que volver a un número normal, por así decirlo. El #22 siempre había sido mi número preferido, de la suerte o como quieras llamarlo, y me había acompañado durante muchos años. No podía volver al #22, porque había otro piloto que lo estaba llevando, así que quise buscar algo diferente, algo nuevo, y elegí el #11 simplemente por intentar mantener el 1 de 2018 y por ponerme el objetivo de intentar conseguir otro número 1 en 2020».

La Kawasaki Ninja 400 de 2020 para el Mundial de Supersport 300, sin apenas novedades respecto a temporadas anteriores: «En Kawasaki prácticamente no hay cambios. Para otras marcas el reglamento sí que ha cambiado un poco, pero en Kawasaki se ha mantenido igual, Dorna no ha cambiado nada. La verdad es que la moto es la misma. Tiene muchísimo potencial y nunca estamos utilizando el 100% de la moto por las limitaciones de reglamento. Es difícil que Kawasaki haga cosas para mejorar si el reglamento nos limita. La moto tiene mucho potencial y, sobre todo, lo que estamos intentando hacer es trabajar mucho a nivel de chasis, suspensiones. Intentar que yo siempre esté muy cómoda encima de la moto para sacar el 100% en esas condiciones. Si el reglamento fuera abierto, seguramente tendríamos mucha más capacidad de trabajo».

Enumerar a los rivales por el título, una utopía en una categoría como Supersport 300: «Todo el mundo me lo pregunta, pero yo tampoco lo sé. Al final, en una categoría en la que hay casi 60 pilotos, el rival puede ser cualquiera. Siempre miramos un poco más a los pilotos que venimos estando delante durante varias temporadas. Deroue puede ser un piloto de referencia, al igual que Mika Pérez, que en 2018 hizo un buen campeonato. Todos los pilotos que venimos de ser sólidos en otras temporadas, seremos un poco la referencia en este inicio de campeonato, pero decir quién va a ser rival para luchar por el campeonato es muy difícil. Todo depende de tener confianza, de que el equipo funcione bien y de que te entiendas bien con la moto. De inicio veremos a 8 o 10 pilotos que estén delante siempre para pelear por el título».

Deja un comentario

Volver a la home